The Forest (alpha): unas vacaciones paradisiacas con posibilidad de desmembramiento

Imagina que viajas tranquilamente en un avión comercial hacia tus más que deseadas vacaciones junto con tu hijo. De repente el avión se estrella en una isla desconocida y por si no fuera poco tu hijo es secuestrado por un hombre con taparrabos.

En The Forest manejamos a un superviviente de un accidente de avión que se encuentra totalmente perdido en un territorio desconocido. En cuanto nos ponemos en pie comenzaremos a interactuar con el mundo, pero lo primero es lo primero, hay que comer y beber para no morir y el avión cuenta con una jugosa cantidad de víveres que sus pasajeros ya no necesitarán.

Además conseguiremos un elemento vital en nuestra aventura, un hacha de las que se usan para romper las ventanas de vehículos como aviones y con ella podremos talar árboles, cazar y descargar nuestra frustración con las gaviotas que pululan por la costa.

Cuando salgamos del avión nos encontraremos en un entorno extraño y nos seguirá pareciendo extraño si volvemos a empezar la partida, porque el avión no se estrella siempre en el mismo lugar, con lo que nuestra experiencia siempre será algo distinta. Después de saciarnos tendremos que empezar a buscar entre los restos del avión y aquí es donde radica una de las claves del juego, ya que tendremos que buscar objetos para combinarlos y fabricar herramientas que nos sirvan para sobrevivir. Por ejemplo, si mezclamos circuitos del avión, una botella de alcohol y unas monedas fabricaremos un pequeño explosivo, con un palo y retales de tela para obtendremos una antorcha o mezclando hierbas haremos medicinas. Hay multitud de posibilidades.

null

Ventana de objetos y crafteos

Después de reunir materiales lo siguiente es acomodarse en esta isla paradisiaca para lo que contaremos con un sistema muy intuitivo de construcción, que se basa en escoger el elemento que queremos construir en el libro de supervivencia, colocarlo donde nos apetezca y construirlo poco a poco añadiéndole los elementos necesarios. Montar una fogata será vital para protegernos del frío, para poder cocinar la comida y hervir el agua para eliminar microorganismos (necesitaremos una olla). Finalmente también necesitaremos una cama/asentamiento para poder guardar y esperar a que se haga de día.

Uno de los diversos tipos de refugio que podemos hacer, junto con un tipo de hacha y la armadura.

Para sobrevivir y alimentarnos tendremos que cazar y para ello la isla cuenta con una rica fauna donde encontraremos lagartos, conejos, jabalíes o ciervos entre otros, incluso podremos usarlos para hacer una tosca armadura que nos protegerá del frio y de los daños. Si queremos mantenernos hidratados será necesario acumular el agua de lluvia y para ello usaremos un caparazón de tortuga. Pero hay que cazar con cuidado, ya que si cazamos en exceso limitaremos la reaparición de un tipo de animal por un tiempo. Ahora bien, no todos los animales de la isla son indefensos animalitos que nos servirán de cena, también encontraremos tiburones y cocodrilos que nos atacarán sin dudarlo.
Todo esto sería un paraíso de no ser por los habitantes de la isla, que harán que nos pasemos las noches en vela temiendo las luces que se acercan en la espesura del bosque. Nuestros vecinos, lejos de ser hospitalarios, querrán comernos y utilizar nuestro cráneo para adornar sus siniestras cuevas. Para poder hacer frente a estos individuos, que no se sabe si son humanos o mutantes (también hay mutantes propiamente dichos) tendremos a nuestra disposición murallas, armas y trampas que harán las delicias de gente como Ramsay Bolton cuando vean a uno de esos incomodos vecinos atado boca abajo y completamente a nuestra merced. Eso sí, no caigamos en el tópico de que todo bicho viviente va contra nosotros, ya que si bien esto es cierto, las diferentes tribus mutantes también se mataran y comerán entre ellas e incluso llegaran a ignorarnos completamente por matar a uno de sus rivales o llevarse su cadáver para hacer Dios sabe qué. Finalmente también podremos amputar los miembros de los cadáveres para fabricar tótems con sus partes o muebles un tanto perturbadores con sus huesos.

Un ejemplo de las diversas trampas que podemos construir

Lo mejor de todo es que si por casualidad nos derrotan en una de sus incursiones, no perderemos, despertaremos en una de sus cuevas y tendremos que escapar. Si morimos dentro será nuestro final y les serviremos a los caníbales de cena.
De momento el juego está en fase alpha y está disponible como early access, es decir que compramos un juego a medio hacer más barato acometiendo la tarea de reportar bugs y aportando sugerencias para mejorar el juego. Las actualizaciones se realizan cada 25 días aproximadamente y suelen añadir bastante contenido por lo que este análisis se puede quedar un poco corto en la versión final. Para solventar este problema iré analizando las actualizaciones más importantes.

En conclusión nos encontramos ante un survival nada usual, que hará las delicias de los que busquen un reto (ya que al principio es algo complicado), con unos gráficos y efectos sonoros que nos dejarán sin aliento transportándonos a un auténtico bosque y a los horrores que alberga.
Podéis adquirirlo en Steam por 14,99€ y en G2A desde 11,71€

Torredia

Soy un jugador de videojuegos de toda la vida, empecé a los 5 años con la típica Gameboy. Juego a muchos tipos de juegos entre los que mis preferidos son los sandbox y de estrategia (Total War y juegos de Paradox). Estoy en proceso de licenciarme en magisterio infantil y soy propietario del canal 95torredia.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies