Star Ruler 2: Diseña tus fuerzas y domina la galaxia

Los desarrolladores de Blind Mind Studios lanzaron el 27 de marzo la versión 1.0 de este título de estrategia espacial que supera en mucho a la primera entrega. Esta otorga una tremenda libertad a los jugadores que se plasma en aspectos como la creación de razas o el diseño de naves.

Casi nueve meses después de su lanzamiento en Early Access el género de la estrategia espacial cuenta con un nuevo y robusto hijo, innovador en muchas facetas. Aunque todavía quedan algunos aspectos por pulir es en la actualidad uno de los RTS más profundos y que más posibilidades dan al jugador.

Estas posibilidades se inician desde la pestaña de selección de raza, donde existe gran variedad de opciones de personalización. Dentro de la personalización hay varios campos: gobierno, FTL, y vida. Entre las posibilidades de gobierno podremos elegir entre imperio, capitalismo, comunismo y teocracia. Cada tipo tiene una bonificación distinta, unas cartas de diplomacia de inicio y naves que también varían. Existe una quinta opción que es elegir gobierno aleatoriamente y otorga una solvencia económica mayor al inicio.

SR2 FTL

Tipos de viajes hiperespaciales

En el ámbito del FTL (Faster Than Light) o viajes hiperespaciales podemos elegir cinco opciones: Hyperdrive, Fling Beacons, Gates, Slipstream y Sublight. Hyperdrive es el clásico viaje de ciencia ficción en el que cada nave está equipada con un dispositivo para alcanzar velocidades superiores a la velocidad de la luz. Este tipo de viaje está presente en las películas de Star Wars.

La segunda opción, Fling Beacons, consiste en un viaje que necesita de unas construcciones muy similares a los relés de masa de Mass Effect, que nos impulsarán a cualquier zona del espacio si estamos dentro de su área de influencia.

En el caso de Gates (puertas) podemos asemejarlo al viaje hiperespacial con Stargate. Las puertas unirán un punto y otro de manera inmediata.

Slipstream es el que permite más movilidad. Crea una brecha espacio-temporal entre un punto y otro de la galaxia durante un tiempo limitado, ocasión que podremos aprovechar para trasladar nuestras naves de un punto a otro.

Por último podremos elegir Sublight, que supone no tener ningún mecanismo que mejore los viajes espaciales, algo que sólo sirve para poner un hándicap a nuestra civilización.

También, como en el caso de los tipos de gobierno, podremos elegir un tipo de viaje hiperespacial aleatorio del que queda excluido Sublight y a través del cual ganaremos una carta diplomática extra (Patriotic Surge).

Todos los viajes que superen la velocidad de la luz tendrán que utilizar el recurso de FTL que produciremos y almacenaremos. Este recurso será fundamental para permitir la movilidad de las flotas.

SR2 life

Pestaña de life, con multitud de formas de vida a elegir

El apartado de vida es donde más variedad vamos a encontrar y esta determinará en una gran parte nuestras posibilidades a la hora de conformar nuestro estilo de juego. Podremos elegir entre Terrestrial, Verdant, Linked, Devout, Evangelical, Mechanoid y Star Children.

Terrestrial es la forma de vida por defecto, sin modificaciones. Verdant se basa en la naturaleza para desarrollarse, algo que se reflejará en la ausencia de urbes y en la configuración de sus naves, que necesitarán materia orgánica para funcionar.

Linked utiliza unas construcciones llamadas mainframes, que mantienen la efectividad de la flota en su área de influencia. A cambio pueden escanear anomalías desde la distancia y tienen desbloqueados dos subsistemas para la nave de manera adicional.

Devout, centrado en la vertiente religiosa, necesita construir altares en los planetas y capillas en las naves para mantener su efectividad. A cambio pueden tener más población en los planetas.

La forma de vida Evangelical también es religiosa y en vez de puestos avanzados podrá construir templos. Estos mandan misioneros a los planetas cercanos los cuales otorgan ciertos beneficios.

Mechanoid es una civilización plenamente robótica y por eso la población no crece y tiene que ser construida. La población aporta fuerza de trabajo, puede ser trasladada de un planeta a otro y no necesita comida ni agua para mejorarlos.

Star Children es la última de las formas de vida que desarrolla su civilización en el espacio, dentro de las Mothership (naves madre) o de los hábitats que podremos construir en la órbita de los planetas. Por lo tanto no construirán en la superficie de los planetas sino que simplemente se dedicarán a extraer los recursos de los mismos.

La aleatoriedad vuelve a beneficiarnos en este punto, que nos otorgará puntos de investigación.

En cuanto a la economía se sigue manteniendo a grandes rasgos las características que vimos en el Early Access. Los recursos que tenemos que tener en cuenta para el desarrollo de nuestro imperio galáctico son dinero, influencia, energía, FTL, investigación, poder de defensa y fuerza de trabajo.

El dinero es una de las facetas en las que es necesario detenerse por su funcionamiento. A diferencia de la mayoría de juegos no va a ser un bien acumulable y funciona a través de ciclos que se renuevan cada 3 minutos. Si pasados estos tres minutos nos sobra efectivo, lo que sobre se invertirá automáticamente en investigación, fuerza de trabajo, energía o defensa.

Los recursos son generados por edificios civiles en los planetas. Estas construcciones se crean de forma automática dependiendo del grado de desarrollo de los planetas y de los materiales que importemos, los cuales ejercen “presión” y fomentan la construcción de estructuras. La economía por tanto está basada por completo en las importaciones y exportaciones.

Para tener planetas que soporten la suficiente “presión”, y que tengan un mayor número de espacios desarrollados para la construcción de edificios civiles, será necesario que los subamos de nivel. Hay hasta 5 niveles de desarrollo y las exigencias para subir niveles van desde conseguir agua y comida hasta conseguir materiales de nivel 1 y 2.

Añadidos a los edificios civiles tendremos los imperiales, que van desde fábricas para mejorar nuestra fuerza de trabajo a defensas planetarias, todos ellos con una carga económica que influirá en los gastos de cada ciclo económico.

SR diplomacy

Tendremos que pelear para que nuestras propuestas salgan adelante en el senado galáctico

La diplomacia es otra de las características innovadoras dentro de Star Ruler 2 y una vía para expandir nuestro imperio por toda la galaxia. Podremos utilizar los mecanismos y resortes de la diplomacia para sabotear las flotas enemigas, investigar a otros imperios, anexionar planetas, proteger sistemas, exacerbar el militarismo en nuestras fronteras o nombrar planetas, sistemas y naves. Estas acciones se llevan a cabo utilizando cartas que se compran con puntos de influencia. Cada 30 segundos hay una subasta pública de cartas entre todos los jugadores con un coste en estos puntos. Una vez compradas podemos activarlas gastando más puntos de influencia. Hay algunas cartas, como las de investigar un imperio o anexionar un planeta, que se negocian en el senado galáctico con una votación en la que se usan cartas de negociación para apoyar o vetar una propuesta. Gana el bando que mantenga una posición favorable durante un tiempo.

SR2 tecno

El árbol tecnológico en la versión 1.0

El árbol tecnológico es uno de los aspectos que ha evolucionado mucho desde el Early Access. Ahora tendremos un mapa inmenso de casillas donde podremos mejorar la economía, la armadura y armamento de las naves, así como descubrir subsistemas y edificios imperiales nuevos. No obstante el mapa todavía resulta un tanto caótico y será mejorado en futuras actualizaciones en las que ya trabajan los desarrolladores de Blind Mind Studios.

El diseño de naves es otro de los puntos fuertes de Star Ruler 2, algo que toma de la primera entrega que ya era pionera en este terreno. Además de los modelos básicos, podremos crear naves y estaciones espaciales eligiendo su tamaño y subsistemas. SR2 mejora este aspecto añadiendo diseños por cuadrículas hexagonales que determinarán un modelo u otro de nave según la forma que le demos.

Como colofón los desarrolladores de Blind Mind Studios siempre han buscado de forma activa la participación de la comunidad plasmándolo en un título completamente modeable. De hecho incorpora su propia herramienta para instalar mods y las facilidades tanto técnicas como por parte de los propios desarrolladores son muchas.

Sólo una pequeña mancha empaña este magnífico título y es que por el momento no existe traducción al castellano, aunque a grandes rasgos no entraña mucha dificultad comprender los términos que se utilizan.

En definitiva, Star Ruler 2 es uno de los juegos de estrategia espacial que se merece brillar con luz propia, por su originalidad, el potencial que ha desarrollado y la proyección que puede alcanzar a través de mods y más actualizaciones.

Lo podéis comprar en Steam por 22,99€

Comparte y colabora:Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on Reddit

Acerca de Alvaro Alonso Flor

Licenciado en periodismo y activo en el mundo de los videojuegos desde 1995. Jugador de consolas, Android y PC, especializado en estos dos últimos ámbitos. Nostálgico de la Dreamcast y de su mayor obra, Shenmue.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.