Niche – a genetics survival game: análisis

banner_niche

Niche es un juego  peculiar a caballo entre la estrategia y la simulación. En su primer Título, Team Niche nos pone al mando de una nueva especie de mamífero que ha nacido en una isla. Será nuestra responsabilidad hacer que esta especie se reproduzca y sobreviva ante los duros peligros de la naturaleza. Todavía se encuentra en Early Acces y se espera su lanzamiento en versión completa durante el primer trimestre de 2017.

 

Niche nos acerca al mundo de la genética y la biología como ningún juego ha hecho desde hace tiempo. Hasta ahora, Maxis había sido la única empresa que realmente nos había acercado de una manera entretenida a estos géneros. Eso ocurría a principios de los noventa, con títulos como SimEarth y SimAnt. No volveríamos a tener un videojuego que jugara con la idea de la evolución y la genética de una manera interesante hasta el esperado Spore que llegó en el año 2008 y, aunque era entretenido, no cumplió con lo que se esperaba de él.

En 2016, Niche nos reintroduce a la idea con su toque personal: un juego de estrategia por turnos en el que tenemos que jugar con las posibilidades genéticas constantemente para asegurarnos de que nuestra pequeña especie sobrevive y acaba dominando la isla en la que ha nacido.

Adán y Eva. Un nuevo inicio.

Al iniciar una partida en Niche se genera un mapa de una isla al azar. Cada mapa es diferente y tiene sus particularidades que lo hacen interesante. Algunas islas de las generadas tienen un terreno más llano y rico en bayas. En otras el terreno será abrupto y habrá más depredadores. Sea cual sea la apariencia de la isla, empezamos la aventura de nuestra especie con un macho y una hembra cuyos nombres son, obviamente, Adán y Eva. Les

Niche_adan_eva

Adán y Eva, nuestras primeras criaturas en la isla.

tenemos a ellos dos, un nido y una pequeña zona explorada a nuestro alrededor. El resto, a pesar de que podemos ver la apariencia de la isla, está cubierto de matorrales que nos impiden ver qué hay en su interior.

Aprender a jugar a Niche es muy sencillo. Rápidamente vemos que cada animal tiene tres emblemas en la zona del pecho. Estos indican la cantidad de acciones disponibles que todavía podemos hacer con el espécimen en particular. Cuando tiene movimientos disponibles, brillan en color verde. Cada acción que hacemos apaga uno de estos emblemas, hasta que ese individuo ya no tiene movimientos disponibles. Así pues, tenemos tres acciones disponibles con cada una de las criaturas adultas que tengamos en el juego.

Como ya hemos comentado, el juego se desarrolla por turnos que representan ciclos de día-noche. Durante el turno tenemos acceso a mover todas las criaturas de nuestra espécie y ejecutar diferentes acciones para el bien de la supervivencia general. Podemos atacar a otros animales para obtener comida o para defendernos de depredadores, podemos movernos por la isla, podemos explorar diferentes zonas para asegurarlas y podemos recolectar frutos de los diferentes árboles de bayas que encontramos por el mapa.

En último lugar tenemos la acción central del juego. Un macho y una hembra pueden aparearse. Tras el encuentro, cuando la hembra vuelva a un nido y acabe el turno en él, tendrá una cría que obtendrá una secuencia genética al azar basada en los genes de ambos padres, además de una posible mutación. Tal como ocurre en la vida real.

Cada acción que llevamos a cabo consume una pieza de comida, de modo que es importante optimizar nuestros movimientos para obtener el máximo beneficio en la menor cantidad de acciones posible. Si nos quedamos sin comida nuestros animales perderán salud por cada acción que hagan hasta morir finalmente de hambre. Esta mecánica nos obliga a buscar estrategias y dar roles a los miembros de la especie para que algunos recolecten comida mientras otros realizan otras tareas. Además, la comida que los arbustos ofrecen no es infinita. Una vez consumida crece poco a poco con el paso de los días o de manera exponencial cuando llueve. Así nos vemos obligados a gestionar la población de la especie, decidir cuando es oportuno y cuando no traer más miembros al mundo para evitar la sobrepoblación.

Muchas opciones fáciles de comprender que nos permiten afrontar un reto un poco más difícil de completar: la supervivencia de esta nueva especie.

El arte de la genética

La mecánica brillante de Niche es el modo en el que cada uno de los miembros de la especie es generado. En cualquier momento podemos acceder a los genes de nuestras criaturas al seleccionarlas. Vemos que tal como ocurre en la vida real – si bien en el juego está simplificado para evitar abrumar al jugador – muchas de las características del individuo están determinadas por dualidades de genes. Por ejemplo, un mismo individuo puede tener el gen que le proporciona ojos azules y el gen que le proporciona ojos marrones. Sólo uno de estos dos genes será el dominante y se mostrará en el individuo. Sin embargo, cuando este se reproduzca será capaz de pasar cualquiera de los dos genes a su descendencia. Este método juntamente a la probabilidad de que aparezca una mutación, acaba generando individuos con diversidad física que les hace más adaptados a unas tareas o a unas otras.

genetica_niche

Existe una buena variedad de mutaciones que podremos obtener durante el juego. Sin embargo, solo podremos influenciar su adquisición, no forzarlas.

Por ejemplo, quizás uno de los especímenes nace con unos cuernos que le proporcionan mayor habilidad para el combate. Es oportuno que este individuo tenga oportunidad para reproducirse, ya que puede pasar el gen que produce cuernos a su descendencia y así mejorar las probabilidades de supervivencia. Podemos cruzarlo con algún espécimen que haya desarrollado manos, algo que le permite al individuo recolectar más eficazmente fruta de los árboles. Al hacer eso tenemos altas probabilidades de que alguno de sus hijos acabe teniendo ambas características y que, a su vez, pueda pasarlo a su futura descendencia.

Niche nos propone así una segunda etapa estratégica. No solo tenemos que optimizar nuestras acciones en el mapa para conseguir los mejores resultados posibles. También podemos aparear estratégicamente distintos miembros de la especie para generar otros individuos más eficaces. Incluso podemos intentar crear individuos especializados en diferentes roles dentro de la misma especie, de modo que algunos estén más dotados para la exploración, otros para la recolección y otros para la caza. ¡Todo está en los genes! Aunque si no nos apetece preocuparnos tanto, podemos simplemente jugar e ir observando cómo la especie va evolucionando con el paso de las generaciones. Puede parecer complicado, pero es fácil de entender tras una o dos horas de juego.

Además de aparear unos individuos con otros estratégicamente, también tenemos la posibilidad de asignar hasta dos mutaciones que nos interesen en una lista de evolución. Una de las mutaciones tendrá un 30% de aparecer en las crías y la otra un 10%, de modo que podemos influenciar ligeramente la dirección que queremos que evolucione la especie de una manera que no estropea la sensación de estar siempre subyugados a los caprichos de la genética. Es muy interesante.

Niche y sus debilidades

depredador_niche

Los depredadores pueden acechar en cualquier esquina. ¡Proteged la manada!

Con todo, no hay juego que sea perfecto. Niche es un título apetecible solo para aquellos que nos sentimos cómodos en juegos donde el aspecto visual pasa a segundo plano. Es un juego con una bonita estética y modelos, pero no dispone animaciones más allá de las justas y necesarias para que el juego sea jugado sin problemas.

A veces Niche peca de ser ese tipo de juegos con gran early-game donde cada decisión importa, pero un late-game donde, debido a que ya hemos asegurado nuestro objetivo de supervivencia, la partida puede convertirse en monótona. Es un aspecto muy difícil de corregir debido a la naturaleza sandbox del título donde más allá de sobrevivir no tienes ningún objetivo fijado. Dado que por ahora los mundos solo constan de una isla a explorar, cuando esta ha sido explorada al completo y la especie que controlamos es tan numerosa y fuerte que los depredadores ya no son una amenaza real, ya no nos queda mucho que hacer más allá de fijarnos nuestros propios objetivos o iniciar un nuevo mundo. Por suerte el juego se encuentra en Early Acces y parece que en la próxima actualización añadirán mundos con más islas y la posibilidad de viajar entre ellas.

Finalmente, quizás al juego le haría falta un poco más de variedad en cuanto a la fauna disponible. Las únicas presas que podemos encontrarnos son conejos y nuestros depredadores siempre son unas grandes hienas. Si se añadiera más diversidad a las otras especies que encontramos durante una partida también seria una forma de mejorar tanto la rejugabilidad como la estrategia a seguir. Especialmente si diferentes especies aparecieran en distintos climas o tipos de terreno.

¡Con todo, Niche es un título muy interesante y sólido al que le auguramos un buen futuro cuando abandone el Early Acces en el primer trimestre de 2017!

Puedes comprar Niche (Early Acces) en Steam por 18,99€

Trailer del juego:

Comparte y colabora:Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on Reddit

Acerca de Guillem Ruiz Vila

Graduado en Humanidades y con un máster en periodismo digital. Soy jugador de videojuegos desde que tengo memoria y amante de sus bandas sonoras. Adoro encontrarme con títulos de gran complejidad y que requieran del uso de estrategia, especialmente si me presentan nuevos mundos o se vinculan de alguna manera con mi otra pasión: la historia de la humanidad.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.