Hearts of Iron IV – Análisis

La saga Hearts of Iron se renueva con un Hearts of Iron 4 (HoI4) marcado con la experiencia de los últimos juegos de Paradox, invitándonos a rejugar la 2º Guerra Mundial una y otra vez desde cualquier perspectiva.

La compañía sueca nos trae esta nueva entrega con los planes de batalla como punto estrella, pero también con algunos cambios importantes. Entre ellos los más destacados son los focos nacionales de los países que nos permiten crear historias alternativas a un nivel superior que los títulos anteriores, permitiéndonos llegar a construir nuestras propias facciones.

Interfaz

Uno de los puntos principales en un juego de alta estrategia es la interfaz, ya que a través de ella accederemos a todos los menús que nos permiten dirigir el país que elijamos. Aunque HoI4 tiene una estructura similar a otros juegos de Paradox, los nuevos jugadores, incluso algunos veteranos de la saga tardarán algunas horas en habituarse a los nuevos menús y opciones que requieren algo de paciencia.

Enfoque militar y planes de batalla

Tal vez la principal diferencia entre Hearts of Iron y otros de los juegos históricos de Paradox es su enfoque militar, desarrollado en un periodo de tiempo mucho más breve. En esta entrega dirigimos a un país desde 1936 hasta unos años después de la finalización de la 2º Guerra Mundial.

Hearts of Iron IV recoge elementos de sus anteriores entregas pero también aporta novedades importantes con respecto a sus predecesores. Tal vez la idea más interesante sea la de los planes de batalla. Aunque en HoI III ya podíamos garabatear y planificar nuestras estrategias de guerra, en esta nueva entrega esos “garabatos” tendrán un efecto sobre nuestros grupos de ejércitos, dirigidos por generales y mariscales.

Esta manera de planificar las operaciones pretende facilitar la labor de microgestión, que en su predecesor podía resultar excesiva para una parte de los jugadores. Utilizar este sistema requerirá que dediquemos tiempo a la planificación de las operaciones y las líneas de frente, y una vez dadas las indicaciones a nuestras unidades estas irán a los puntos fronterizos que les indiquemos antes de comenzar las operaciones. Programar un buen plan nos ahorrará tener que ir haciendo gestiones unidad a unidad en el frente.

plan de batalla

Podemos hacer planes de batalla con fases.

Los planes de batalla son encomendados a los grupos de ejército que creemos y son totalmente flexibles en cuanto al número de unidades que asignemos. Para conseguir una mayor eficiencia tendremos que situar al frente a generales y mariscales con habilidad y rasgos que nos beneficien, que se irán curtiendo y mejorando con las batallas. Estos planes funcionan de mejor manera con ejércitos numerosos aunque tienden a distorsionarse a medida que avanza el plan y cuando expandimos las fronteras, por lo que es necesario recalibrarlos si queremos garantizar el buen funcionamiento de nuestros planes. También es necesario señalar que para organizar pequeños cercos es necesario recurrir a la gestión manual ya que estos planes por el momento suelen cubrir una gran extensión de terreno.

Guerra naval y aérea

La guerra en el aire y el mar se organiza por misiones en zonas muy amplias. En estas regiones asignaremos barcos y aviones a una zona con distintos tipos de misión. Como jefes de las flotas tendremos a los almirantes que funcionan de la misma manera que los mandos de tierra y encabezarán misiones de patrulla, interceptación, destrucción de convoys enemigos o escolta.

En el apartado aéreo no contaremos con mandos militares como tal, aunque aparece una nueva figura en HoI4, el as aéreo, un piloto de habilidades excepcionales que da bonificaciones a su escuadra. Estos pilotos se adquieren por evento aunque se puede contratar a mandos militares que aumenten estas probabilidades.

Personalización de ejércitos

El juego incluye también opciones de personalización militar para barcos, aviones y unidades de tierra. Las unidades mecánicas podrán ser mejoradas con experiencia (aérea, naval o terrestre) para crear así variantes superiores al modelo original. Esta experiencia se adquiere con las batallas, entrenamiento, investigando tecnologías y contratando a ciertos individuos para cargos militares.

Pero tal vez lo más interesante, que ha sido asunto de profunda discusión en toda la saga HoI, es la posibilidad de elegir el tamaño y la composición de nuestras divisiones, lo que nos permite tener divisiones más pequeñas en países menores y mayores en los más grandes.

Economía y producción

El comercio y la economía están centrados en lo militar tal y como es de esperar en un juego de la saga Hearts of Iron. El comercio es muy sencillo y tan sólo podremos importar materiales que necesitemos, que son más variados que en otras entregas y servirán para la producción de armas, aparatos, buques y herramientas militares. La exportación se realiza de forma automática, influida por el tipo de comercio que tengamos seleccionado en la parte política del país.

diseñador de division

Podemos usar multitud de combinaciones para formar divisiones.

En cuanto a la producción, cada país tendrá un número de fábricas iniciales que podrá ser aumentado en sus respectivos estados. El juego establece una división entre fábricas civiles y militares. Mientras las primeras nos servirán para garantizar bienes de consumo a los ciudadanos, acuerdos comerciales y construcciones como infraestructuras, puertos o fortalezas, las segundas nos permitirán producir el material militar necesario para reclutar y abastecer a nuestras divisiones.

Este es un punto clave que diferencia a esta última entrega de la saga de las demás: ya no sólo tendremos que reponer a los soldados que caen en combate, sino que será necesario reponer los fusiles que se estropean, los tanques que quedan inutilizados, piezas de artillería, aviones etc.

Política y diplomacia

El gran ausente en HoI4 es el espionaje, que no obstante es compensado por la parte política que sin ser el elemento central del juego sí que le aporta ciertos elementos muy interesantes. Para realizar todo tipo de acciones, tanto a nivel político como diplomático, usaremos los llamados puntos de influencia. Estos sirven para incluir a cargos políticos, militares y empresas para que colaboren con el gobierno y nos den significativas mejoras. También podremos con ellos cambiar nuestras leyes de reclutamiento, nuestro modelo económico (con más o menos enfoque militar) o las leyes de exportación.

Pero lo más interesante de todo es cómo podemos influir en otros países, en los que podremos apoyar a partidos afines a nuestro gobierno o incluso promover golpes de estado que serán más o menos eficaces según la popularidad de esos partidos afines.

A nivel de partidos políticos, HoI4 es bastante sencillo y establece cuatro tipos: democráticos, comunistas, fascistas y no alineados. Inevitablemente el foco en el apartado militar pesa en esta faceta, que se queda algo corta y con incorrecciones a nivel de contenidos históricos aunque no obstante las mecánicas de apoyo a partidos y golpes de estado son bastante divertidas.

Enfoque nacional

enfoque nacional eeuu

Los enfoques nacionales dan a HoI4 una gran rejugabilidad.

El enfoque nacional es una característica nueva de Hearts of Iron IV que le da mucha más flexibilidad al juego y nos permite recorrer otras vías ahistóricas con más facilidad que en otros juegos de Paradox. Las principales potencias tienen unos árboles propios que permiten llevar a naciones como la francesa al bando comunista, el fascista o incluso a crear su propia facción. Asimismo países como Polonia tienen la opción de sobrevivir uniéndose a la Unión Soviética o al bloque fascista. Para el resto de países hay un árbol genérico con cierta variedad, aunque no hubiera estado de más añadir un enfoque propio a países de cierta relevancia como España republicana o los estados chinos.

Tecnología

La tecnología tal vez es uno de los apartados que menos cambios ha sufrido. Tendremos un árbol tecnológico al uso con fechas históricas para su investigación por lo que investigar antes de fecha es una acción costosa en tiempo de investigación. Quizás algo más de flexibilidad en este frente podría ampliar significativamente las opciones estratégicas de los jugadores.

Conclusión

Hearts of Iron IV es un título para los jugadores que disfruten del enfoque militar. Si nos gusta este enfoque vamos a estar muchas horas pegados a la pantalla, y no sólo porque las partidas sean largas. A nivel de rejugabilidad, por la multitud de variantes que permite, tal vez sea el título más completo de la saga aunque en los próximos meses tendrá que pulir algunos aspectos como el funcionamiento de los planes de batalla o la IA, que en algunas ocasiones realiza maniobras algo torpes. Hay que señalar también un aspecto que nos ha sorprendido gratamente y que hará accesible el juego prácticamente a cualquier jugador: el rendimiento. La variedad de opciones gráficas permite que incluso ordenadores de low-end sean capaces de jugar de una forma más que aceptable.

En definitiva, HoI4 es un juego con una enorme variedad de posibilidades, permitiéndonos jugar con un mismo país varias veces sin que se haga repetitivo. Un título del que todos los seguidores de juegos de la 2º Guerra Mundial deben estar pendientes.

Podemos adquirirlo en la tienda de Paradox por 39,99€

Comparte y colabora:Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on Reddit

Acerca de Alvaro Alonso Flor

Licenciado en periodismo y activo en el mundo de los videojuegos desde 1995. Jugador de consolas, Android y PC, especializado en estos dos últimos ámbitos. Nostálgico de la Dreamcast y de su mayor obra, Shenmue.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

6 comentarios

  1. Muy buenas, Álvaro. Primero disculparme por el “spam”, porque te he escrito un comentario parecido en el análisis de Stellaris.

    Siempre he sido un jugador de estrategia (como género en sentido amplio) bastante “principiante”: juego por diversión y no tanto por superar retos difíciles.
    El caso es que llevo bastante tiempo observando este tipo de juegos pero nunca me decido a probarlos(yo siempre fui más de los Total War, por ejemplo). Probé la demo de Crusader Kings II y, literalmente, me abrumó tanta complejidad.

    Mi pregunta es, ¿recomendarías este HoI IV o el Stellaris a alguien con mi perfil? O algún otro título similar. Reconozco que el trasfondo histórico de la IIGM me tiene maravillado, eso sí.

    Muchísimas gracias, y enhorabuena por la página y el canal de Youtube.

    • Depende de cuantas horas estés dispuesto a echarle. Los juegos de Paradox tienen la ventaja y el inconveniente de que requieren muchas horas para dominarlos, requieren de paciencia y sobretodo la clave es hacerse con la interfaz. Si estás dispuesto a invertir un buen número de horas yo si que creo que te puede merecer la pena. Yo te recomendaría empezar con Stellaris, a mi juicio es algo más fácil hacerse con él. En cuanto al Crusader Kings, si es cierto que es un juego complicado al principio, fundamentalmente porque es complicado acostumbrarse a centrarse en personajes y dinastías cuando estamos acostumbrados a otra cosa. Espero haber respondido a tus dudas y gracias por tu apoyo ¡Un saludo!

  2. El juego esta muy bien, la investigacion es mas facil, algo lioso el tema de la produccion pero con la opcion de logistica se entiende mejor, pero las batallas cuestan de seguir, siguen siendo cientos de iconos de divisiones, y en el frente ruso se hace algo complicado seguir todos los movimientos.
    La Ia si que embolsa de hecho lo hace a menudo , pero si que es verdad que el jugador humano le es mas facil la operacion de embolsar.
    Aunque yo , veterano en los anteriores hoi’s perdi debido al blitkrieg que me hizo Rusia , asi que nadie de nada por sentado porque el juego se las trae.

    Un saludo

    • Los frentes amplios es muy difícil llevarlos, yo lo que suelo hacer es combinar los planes de batalla con pequeñas operaciones que si no se convierte en un caos. Yo he tenido suerte y por el momento no me tuve que enfrentar a las bolsas de la IA (aún no me enfrenté al coloso ruso en ninguna partida, aunque sí a los EEUU y UK), pero me alegra saber que te la puede jugar ¡Un saludo y gracias por compartir con nosotros tus impresiones!

  3. que diferencias hay entre las ediciones del hoi4?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.