Field of Glory: Empires – AAR  + Guía – El legado de Pericles

banner field of glory empires

Impresiones, guía y AAR de Field of Glory Empires que iremos actualizando con los diferentes capítulos, incluyendo material escrito y audiovisual. Última actualización 04/08/2019.

ÍNDICE


Preludio

Nos preparamos para la campaña

Después de un intento suicida de empezar una partida a este juego sin ver los videotutoriales he vuelto a las guías como preparación para la gran campaña en la que trataremos de llevar a nuestra civilización a su esplendor.

En este primer intento frustrado ya saqué valiosas experiencias acerca de cuestiones que me han sorprendido muy positivamente acerca del juego y otras que no tanto. Field of Glory: Empires incluye un elemento que a la espera de ver cómo funciona parece extremadamente interesante, la decadencia. Esta mecánica busca dar quebraderos de cabeza y una experiencia más entretenida a medida que nuestro imperio se hace más grande, ofreciendo nuevos desafíos.

El entusiasmo e interés por esta mecánica se ha visto minimizado por la interfaz, que en un primer vistazo no logra recoger la información más esencial y depende demasiado de pestañas y subpestañas para alcanzar la información que queremos. Aunque el apartado gráfico no es tan importante sí que la presencia de una interfaz atractiva y clara es fundamental para juegos de alta estrategia donde hay mucha información.

Encontrando sosiego en los videotutoriales

Ha sido muchísima información que asimilar pero me ha dado una perspectiva más clara de cómo desenvolverme en el juego.

La posibilidad de exportar batallas a Field of Glory II es una manera original de combinar estrategia y táctica aunque sólo podemos hacerlo con las batallas terrestres a campo abierto. Incluso si no usamos Field of Glory II podemos echar un vistazo a las batallas y aunque las tropas son manejadas por la IA nos permite entender cómo funcionan los combates y aprender de errores.

La parte de la administración es la parte de los tutoriales que más me ha entusiasmado. Parece que que las civilizaciones tengan un desarrollo a lo largo del tiempo y que este no sea lineal y ascendente va a dar muchísimo juego. No puedo esperar a probar las mecánicas, es de lejos lo que más me llama la atención del juego.

Y a medida que más ha ido avanzando el tutorial el juego me ha ido convenciendo más y más, ayudándome a superar los estragos y el pavor que la cantidad de pestañas y desamparado que te sientes cuando abres el mapa de campaña por primera vez. Aspectos como que la gestión de provincias se pueda automatizar o que el comercio funcione de una manera más automatizada también me han hecho respirar más tranquilo y me da la impresión de que Slitherine ha conseguido pulir ese aspecto generando más dinamismo en sus juegos. ¡En cualquier caso pronto lo comprobaremos en nuestra partida!


Capítulo 1 – La Batalla de Ionia

Poco más de diez años han pasado desde que la polis de Atenas volviera a probar las mieles de la libertad. Junto a las otras polis griegas Leóstenes encabezo la guerra de liberación contra el yugo macedonio a la muerte de Alejandro Magno. Aunque la alianza con Etolia se mantiene firme el reino macedonio sigue postulándose como gran amenaza al norte. Sólo la expansión de sus lazos de amistad y la adquisición de nuevos territorios pueden salvar a la que una vez fue la polis hegemónica de Grecia.

Justo después de la Guerra Lamiaca con la institución de Atenas como territorio independiente los atenienses volvieron a adoptar como sistema la república en las viejas formas. Sólo aquellos capaces de pagar al menos 2000 dracmas tenían el derecho a la ciudadanía, dejando a una gran parte de la población ateniense en el grupo de los metecos, habitantes sin derechos democráticos.

Aunque la economía ateniense es sólida nuestro arconte epónimo Andronicos(aunque según las fechas debería ser Simónides) parece estar más centrado en la administración de la ciudad que de el exterior. Para propósitos de la partida vamos a imaginar que Andronicos es un personaje influyente dentro de la política ateniense pero no el arconte epónimo, que cambia cada año(lo que significaría un gobernante diferente en cada turno).

Incluso con las carencias diplomáticas de Andronicos emisarios fueron enviados a Epiro y Antígono con el propósito de abrir nuevas rutas comerciales y quizás en un futuro crear un bloque capaz de enfrentarse al poder macedonio.

Field of Glory ModificadoresAtenas

Los estrategos también se pusieron en marcha y junto con la flota ateniense pusieron rumbo a las islas de Ionia, una posición estratégica y primer paso en los planes de conquista de la república ateniense.

Field of Glory mapa01
Pero de nada sirvió la cuidadosa planificación durante el año 210 a.c. Los aliados Etolianos enviaron mensajeros a Atenas a finales de año. La campaña de primavera sería intensa, la guerra con Epiro y la ayuda de los atenienses había sido reclamada para la contienda.

Y la situación estaba aún por ponerse más intensa. La beligerancia de Etolia llevó a la ciudad estado a otra guerra más. La fortuna quiso que cerca de Ionia la flota ateniense encontrará al ejército de Acaya en pleno trayecto marítimo y prácticamente desprotegida, oportunidad que los estrategos no desperdiciaron. La batalla fue una masacre y con ella quedó en el fondo del Egeo una buena parte del ejército Acayo.

Todo esto sucedió mientras los hoplitas atenienses luchaban por la conquista de Iona. La batalla fue dura y los Ionenses contaban con un mayor conocimiento del terreno, caballería y regimientos de los temidos arqueros cretenses. El liderazgo del estratego Attale y la disciplina de los ciudadanos hoplitas aguantando los proyectiles fueron claves para la victoria, ya que en el cuerpo a cuerpo los atenienses se mostraron tremendamente superiores.

No obstante esta batalla puso sobre aviso a las fuerzas de la polis, el ejército necesitaba una reforma y más flexibilidad.

 Field of Glory 003ResultadoBatalla

Lecciones e impresiones de los 3 primeros turnos de juego

La combinación de Field of Glory II y Field of Glory Empires es magistral. Le añade ese especial interés que no tenían las batallas en Field of Glory II y hace una conversión de unidades para hacer la batalla más entretenida y larga. Aunque librar todas las batallas es tedioso (como ocurre en los Total War) es magnífico poder jugar las batallas decisivas.

En el terreno militar la falta de unidades más diversificadas ha sido una de las carencias fundamentales. El no tener caballería y hostigadores pero no arqueros nos ha hecho sufrir bastante, especialmente al principio. Esa falta de equilibrio es más acusada en las batallas simuladas sin Field of Glory II, así que la primera lección es mantener un equilibrio de nuestras fuerzas.

En cuanto a la economía aún no he llegado a profundizar demasiado pero Atenas comienza con una escasez de recursos humanos para nutrir nuestros ejércitos que limita considerablemente las fuerzas que podemos reclutar, por lo que es posible que tengamos que recurrir a mercenarios. La construcción de edificios parece ser una apuesta a largo plazo, de hecho organizar una tala de árboles para abrir más espacio nos va a llevar alrededor de 30 turnos.

La administración de poblaciones en estos primeros turnos también es fundamental para administrar los escasos recursos que tenemos como Atenas. Para ello sólo tenemos que experimentar moviendo poblaciones de una línea a otra y dependiendo de los su etnia, clase social (ciudadanos o esclavos) y edificios de la línea, producirán más o menos recursos.

Field of Glory 004 Economia y Pops


Capítulo 2: La Liga Ateniense

A pesar de los éxitos militares de Ionia la situación militar ateniense estaba en una situación precaria, y a la vez que el ejército volvía para proteger la capital un esfuerzo financiero extraordinario tenía lugar para reclutar un regimiento de caballería mercenaria.

La cara diplomática de Atenas no fue tan afortunada como la militar y todos los esfuerzos para establecer tratados fueron rechazados por las inesperadas guerras y el rechazo de Antígono a establecer un acuerdo de cooperación.

A principios del 308 A.C una nueva batalla naval tenía lugar. Acaya, intentando tomar por sorpresa a los soldados atenienses que viajaban a casa decidió enviar su flota a interceptarlos, pero la rápida actuación del estratego Eumenes, al mando de la flota de guerra, evitó el desastre consiguiendo la superioridad naval en la guerra.

006OtraBatallaNaval

Una vez en casa el ejército ateniense se preparaba para una profunda reforma, añadiendo nuevos soldados y una mayor movilidad con varios regimientos de caballería.

007Reclutamiento

Una vez reunidas todas las unidades el estratego Attale dio la orden de marchar sobre Acaya y la batalla no se hizo esperar. La superioridad ateniense unida a su movilidad incrementada consiguió un éxito abrumador en la batalla hasta el punto que por cada unidad perdida por los atenienses costaba 5 soldados acayos. Después de la batalla las victoriosas fuerzas pusieron bajo asedio la ciudad, asedio al que se sumaron las fuerzas de Etolia. Aunque las restantes fuerzas de Etolia trataron de ofrecer resistencia no había nada que pudieran hacer contra las fuerzas combinadas.

Con la conquista de Acaya Atenas contaba ya con tres ciudades en su poder y se convertía en una potencia regional, la Liga Ateniense acababa de nacer.

Lecciones del capítulo 2

Definitivamente los atenienses tienen terribles problemas para mantener un ejército sin la ayuda de mercenarios. Ahora mismo nuestras fuerzas apenas son capaces de reforzarse y hemos tenido que recurrir a algunos mercenarios para mantener un ejército competente. Por otro lado hemos conseguido gracias a las batallas algunos esclavos extra en Atenas y eso nos ha ayudado a mantener el impacto económico de reclutar unidades.

Con la victoria como Acaya nos hemos convertido en una ciudad estado gloriosa gracias a conseguir cinco fichas de progreso. Va a ser muy interesante intentar mantener este estado y espero poder hablaros más de estas mecánicas pronto.

Capítulo 3: Con un pie en Creta

Manifiesto por Atenas (aportación de Juanlu)

Escucha el discurso locutado por Juanlu

“Hoy, hace dos generaciones, caímos presa del yugo de los bárbaros macedonios. Hoy, hace una generación, caímos bajo el yugo de los herederos de Alejandro. Y hoy, con nuestras propias manos, comenzamos la guerra por nuestra libertad. Hoy enmendamos los errores de nuestros padres y abuelos. Hoy vengamos a los que murieron. Hoy luchamos por todos los que han vivido sometidos, por todos los que aún llevan las cadenas de los macedonios. Hoy tomamos las riendas de nuestro destino.”

Varios meses después de aquellas palabras que levantaron los gritos de toda Ática, la victoria estaba próxima. Gracias a los aliados eólios, a las disputas de los bárbaros macedonios entre sí y a nuestros brillantes estrategas e indesmoralizables soldados alcanzamos la libertad por nuestros propios medios. Pero no todos respetan nuestro poder, y en la misma Hélade, Esparta, que no es sino la sombra de los que fue, no nos acepta como protectores. Y no solo Esparta. Con el temor que proyectan los herederos de Alejandro tan solo podemos contar con el apoyo de aquellos que nos reconozcan como soberanos directos. Es decir, los griegos solo confiarán en alguien capaz de unificar toda Grecia y de derrotar a los bárbaros del norte. Y serán los propios griegos los que nos desafíen para convertirse ellos en los Salvadores. Megara fue la primera en enfrentarnos, y fue derrotada y anexionada. Y ahora es Creta, la cuna de los dioses[1], la que nos desafía. Tendremos que mostrarle el poder de Atenea.


[1] En Creta nacen los hijos de Cronos: Zeus, Hades y Poseidón.

Capítulo 4: Situación explosiva

En el año 300 A.C las fuerzas de la Liga Ateniense conseguían el control total de la isla de Creta, afianzando así su posición como potencia helénica. Mientras tanto, para romper el relativo aislamiento económico ateniense, Andronicos, una personalidad cada vez más relevante en la nueva estructura naciente de la liga, envió emisarios con presentes a Cartago, con el objetivo de entablar relaciones comerciales y tal vez una alianza en el futuro.

Pero las recientes victorias conquistas atenienses no impresionaron a sus aliados etolianos. Frustrados por las aventuras de Andronicos en Creta mientras continuaba la guerra con Epiro, envolvieron con la etiqueta de necesidad de una mayor coordinación para ganar la guerra una oferta que en la práctica significaba el sometimiento de la Liga a Etolia, una concesión que Andronicos y las élites atenienses no estaban dispuestos a ofrecer.

Este incidente diplomático provocó que las fuerzas atenienses no tuvieran ninguna prisa en mandar soldados a morir en una guerra lejana y los Etolianos decidieron enfrentarse en solitario a Epiro en una serie de batallas sin un claro vencedor. La presión para que la guerra finalizara crecía y rivales cercanos preparaban los cuchillos largos.

Frente a la debilidad de Etolia, que concentraba el grueso de sus tropas en el norte, los espartanos, rivales de los atenienses desde tiempos inmemoriales, iniciaron una ofensiva desde el sur con el objetivo de conquistar Arcadia, provincia que unos años antes había sido conquistada por los etolianos y ahora se enfrentaba a otro más que probable asedio.

Pero en esta ocasión Atenas si estaba dispuesta a intervenir y en una operación relámpago el estratego Attale, al frente de las fuerzas de la liga, lanzó un ataque y derrotó al ejército espartano en campo abierto a las afueras de Argos. No obstante, las fuerzas espartanas estaban lejos de ser derrotadas y con el grueso de sus tropas frescas y expectantes en la provincia de Laconia.

Durante estos años de guerra las inmaculadas provincias de la Liga Ateniense tuvieron que sumar al esfuerzo bélico el desastre de la isla de Thyra. Un gran maremoto asoló las islas de Ionia, hundiendo la isla de Thyra y dejando a la zona sumida en la pobreza. Las islas no se recuperaron hasta décadas después de la catástrofe.

Frente al desastre una nueva figura política, más enérgica y audaz que su predecesor, tomaba forma. Apadrinado por Andronicos, que murió en el 289 A.C, Vetos centraría sus esfuerzos en mejorar la administración y en centralizar las estructuras de la liga. A costa de ello el frente militar sufriría un retroceso en cuanto a la profesionalidad pero aún así durante su primer año de mandato como Arconte Supremo consiguió finalizar el asedio de Argos y ordenó al estratego Attale avanzar sobre Laconia. Esta victoria le proporcionó una sólida base sobre la que argumentar su periodo de gobierno como Arconte Supremo, en una transición a una estructura de poder más rígida. Pero la batalla que asentaría definitivamente el poder del arconte sería la de Laconia, donde la Liga, con una fuerza de apoyo Etoliana, conseguiría poner en fuga a los temidos soldados espartanos eliminando a tres enemigos por cada baja.

Alvaro Alonso Flor

Licenciado en periodismo y activo en el mundo de los videojuegos desde 1995. Jugador de consolas, Android y PC, especializado en estos dos últimos ámbitos. Nostálgico de la Dreamcast y de su mayor obra, Shenmue.

También te podría gustar...

1 respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies