[Crusader Kings II] AAR. La dinastía Assabi (Capítulo IX)

Primavera

Sisay. Libro de apuntes

Coronación

Se acabó la relativa tranquilidad. La responsabilidad que esperaba desterrar durante un tiempo se ha abalanzado sobre mí. La responsabilidad de toda una dinastía se descarga sobre mis hombros, una carga que haría envejecer al más enérgico de los jóvenes, y, en ese sentido yo no soy una excepción.

Pero debo estar a la altura, por padre, que me dio nombre y apellidos para llegar a lo más alto.

Ascenso

La regencia se me ha hecho una auténtica eternidad y un infierno con nombre propio, Amare. Un incompetente al que despojaré de todos los honores de los que ha disfrutado cuando no tenía ninguna potestad legal. Se pensaba que sería un chiquillo moldeable a su antojo. Hoy será humillado por este chiquillo, que con 16 años va a llegar más alto que todos los miembros de su familia juntos.

La guardia

Hoy he conocido a mis más leales soldados. Es lo último que he hecho antes de partir hacia la Meca. Abdel Alim, su capitán, me ha parecido un hombre de confianza. Mi abuelo dejó las cosas bien atadas antes abandonar este mundo. Un hombre joven, que no pasará por mucho las dos décadas y media, sin un gran linaje pero que sirve a nuestra casa como si fuera la suya propia. Con cientos de soldados a sus espaldas me siento un poco más tranquilo antes de emprender mi viaje.

Peregrinación

Parece que tengo un don sobrenatural para las desgracias. Después de llevar a cabo un largo viaje, de demostrar mi lealtad por el que está por encima de sultanes y califas, soy recompensado, por defenderlo hasta sus últimas consecuencias, con dolor y sufrimiento. Nos las tuvimos que ver con un grupo de bandidos a la vuelta de nuestro viaje y a pesar de la victoria todavía hoy me duelen las heridas al levantarme. Creo que las cicatrices y tal vez los dolores me acompañaran durante el resto de mi vida. A veces uno duda que esta vida merezca la pena ser vivida.

Muerte a los traidores

Debí imaginar antes que no todo lo que reluce es oro. Nunca me llevé bien con mi tío Benaim pero no pensé que fuera capaz de dar el paso y levantarse en armas contra mí. Una lástima que no haya vivido para reunir las tropas suficientes. No podía permitir una guerra abierta, así que decidí tomar medidas. El plan no pudo ir mejor. Él y su escolta perecieron en una particular explosión en una posada en la que iban a hospedarse.

Sisay II

Mi primogénito ya está en este mundo. Es increíble pensar como una criatura tan frágil se sentará algún día en mi trono y soportará esta gran carga y responsabilidad sobre sus hombros. He de apresurarme para dejar un legado digno a mi heredero. Tengo que vivir por él, soportar la miseria de la existencia y construir un paraíso en la tierra para él.

Un reino más fuerte

En los últimos años he avanzado en mi propósito, reformada la corona y centralizado el poder nuestra casa podrá mantenerse con más facilidad. Pronto comenzaré la expansión del reino, pero antes quiero pasar unos días más con mi hijo. Es increíble cómo se ha acomodado al palacio el pequeño. Tiene especial interés en la que se conoce como la fuente encantada. Me parece que también lo ve porque cuando nos lo queremos llevar de allí se pone a llorar. Y sin embargo no lo entiendo, últimamente Alí tiene un aspecto más demacrado y está extrañamente silencioso, algo que no debería agradar a un crío como él.

Assabi 980

Comparte y colabora:Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on Reddit

Acerca de Alvaro Alonso Flor

Licenciado en periodismo y activo en el mundo de los videojuegos desde 1995. Jugador de consolas, Android y PC, especializado en estos dos últimos ámbitos. Nostálgico de la Dreamcast y de su mayor obra, Shenmue.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.