Autumn Dynasty. Un Age of Empires de ambientación china para Android

Probablemente estemos ante uno de los títulos de estrategia pioneros en trasladar un RTS a dispositivos táctiles conservando toda su esencia y aprovechando sus ventajas en cuanto a la jugabilidad y lo intuitivo de sus controles.

Touch Dimensions ha tenido la cualidad de hacer avanzar al género de los juegos de estrategia en Android. Una constante que se repite mucho en este tipo de títulos suele ser el abuso de los tower defense pero sobre todo de los RTS al estilo Ogame, donde tenemos que estar pendientes de recibir ataques en cualquier momento, o, si queremos optimizar al máximo nuestra capacidad de construcción, controlar cuando se acaba nuestro edificio cuando no estamos dentro del juego. Autumn Dynasty rompe de lleno con esta dinámica y eso lo convierte en un título más intenso. Lo que hagamos lo haremos cuando tengamos la aplicación abierta y una vez la cerremos no tendremos que estar preocupados de ataques ni construcciones por finalizar.

Es un título, como Age of Empires, más orientado a la táctica, en el que aprenderemos jugando partidas que por lo general no son excesivamente largas. Tendremos el control total de nuestras tropas y las dirigiremos con nuestros dedos. Este aspecto es interesante, el sistema multitouch que incluye nos permite trazar el recorrido de nuestras tropas con varios dedos a la vez para realizar maniobras envolventes y todo tipo de tácticas. Cuanto mayor sea la pantalla de nuestro dispositivo más vamos a poder disfrutar de estas cualidades, por lo que en tablets con un número importante de pulgadas nos sentiremos como un general que, desde su tienda de campaña o desde el frente, comanda la batalla en un mapa donde están representadas las unidades de la contienda. La construcción de unidades y edificios está más simplificada que en el Age of Empires y no hay diferentes civilizaciones, pero aún así tenemos las tropas clave para poder elaborar diferentes tácticas que van a darle profundidad al modo multijugador.
En cuanto a las construcciones, sólo podremos realizarlas en unas casillas predeterminadas, al estilo del juego de PC Batalla por la Tierra Media. Una de las razones que posiblemente llevó a los desarrolladores a inclinarse por esta modalidad de construcción fue evitar la saturación de edificios en el mapa y facilitar al máximo la experiencia táctil, evitando que tengamos que hacer excesivos clicks. En cuanto a los edificios, la mecánica es simple: tenemos los cuarteles, donde vamos a producir todas las tropas, las granjas, que nos darán oro para producir más edificios y tropas, los campamentos, que incrementarán nuestro límite de unidades, un edificio dedicado a darnos puntos de investigación y para usar las habilidades, y torres defensivas. En este sentido, simplifica más que el Age of Empires con el objetivo de centrar la atención del jugador en las batallas.

La investigación está casi en exclusiva (a excepción de una rama económica) centrada en el terreno militar. Podremos desbloquear habilidades para utilizar en combate y mejorar nuestras tropas. Las habilidades que se desbloquean permiten a los jugadores ampliar su espectro de jugadas. Las cargas de caballería serán devastadoras para los arqueros y la formación defensiva es una manera excelente de defenderse del fuego enemigo. También la lluvia de flechas de los arqueros o bombardear zonas con las catapultas nos servirá para masacrar a un enemigo que se precipite. Por no hablar de la genial habilidad de incendiar que tendrá nuestra caballería, con la que podremos quemar bosques en los que se oculten nuestros enemigos. Todo esto va a hacer que pasemos experiencias divertidas en el modo de un jugador, pero es en el multijugador donde podremos sacarle todo el jugo.

De un jugador, además de contar con una serie de mapas en los que podremos enfrentarnos a la máquina (los mismos del multijugador), tenemos el modo campaña. Es un modo entretenido que nos enseñará poco a poco a usar las diferentes habilidades y que te pone en la piel de un funcionario de la burocracia imperial china y de un general en su intento de aplastar una rebelión. La historia, a pesar de no ser muy larga, esta lograda y tiene interesantes giros, lo que es un importante añadido para Autumn Dynasty.
Gráficamente utiliza unos diseños artísticos cuidados que hacen que parezca que cuando movemos nuestras tropas lo hagamos sobre un lienzo como si fuéramos unos pintores. La banda sonora desde el primer momento te hace sentirte inmerso en la China Imperial y es una lástima no poder encontrarla aparte, porque podría ser un auténtico filón.

En definitiva, Autumn Dynasty es un punto de inflexión dentro de los títulos de estrategia para Android. Todos aquellos jugadores de Age of Empires sabrán apreciar esta obra, y también los seguidores de este género. En el modo de un jugador podremos echarle unas cuantas horas, pero su punto más fuerte es la posibilidad de jugar online, que promete darnos muchas horas frente a la pantalla en partidas rápidas e intensas. Los desarrolladores de Age of Empires World Domination deberían tomar buena nota de este RTS a la hora de lanzar su F2P, que se espera para este verano.

Podemos adquirirlo en Google Play por 3,67€

Alvaro Alonso Flor

Licenciado en periodismo y activo en el mundo de los videojuegos desde 1995. Jugador de consolas, Android y PC, especializado en estos dos últimos ámbitos. Nostálgico de la Dreamcast y de su mayor obra, Shenmue.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies