XCOM: Enemy Unknown. Comanda la defensa de la Tierra

Esta reedición de los clásicos UFO nos lleva a los mandos de una organización secreta y financiada por los gobiernos que tiene como objetivo neutralizar la creciente amenaza alienígena.

Hace un par de años 2K decidió apostar por renovar la saga de los años 90. Para ello se dotó de la misma fórmula que los UFO pero actualizando el motor gráfico y las dinámicas de juego. Y lo hicieron muy bien, consiguiendo posicionar al título como una referencia. XCOM es un juego de estrategia centrado en la vertiente táctica. Al frente de XCOM tendremos a nuestra disposición a los mejores científicos e ingenieros del globo, que nos ayudarán en nuestra tarea de formar un pelotón de élite que neutralice a los aliens allí donde aterricen.

Al iniciar el juego podremos elegir entre la campaña de un jugador, o enfrentarnos a otros jugadores en batallas multijugador. La campaña llama desde un primer momento la atención. Tiene una gran cantidad de horas de juego, incluye un tutorial y además es rejugable.

Empezamos con una misión básica para hacernos con los controles tácticos del juego. Una vez la hayamos acabado, tendremos nuestro interfaz estratégico, que sólo estará disponible en la campaña. En este interfaz podremos mejorar nuestra base militar, investigar mejoras tecnológicas y construir nuevo equipo a través de nuestros ingenieros, aprovechándonos de lo que quede de los alienígenas tras las intensas batallas. También tendremos a nuestra disposición satélites que podremos ir desplegando para detectar la actividad enemiga. Para interceptar las naves enemigas dispondremos de cazas a los que podremos equipar con armamento que investiguemos y construyamos. Una de las cuestiones fundamentales que hace que el nivel de dificultad de XCOM sea considerado alto es el apoyo de los diferentes países a nuestra organización.

Nuestro batallón, desplegándose en territorio hostil

Nuestro batallón, desplegándose en territorio hostil

Nuestro batallón de élite necesita dinero, mucho dinero, para hacer frente a los alienígenas. Si en Evangelion no se quedaban cortos en el presupuesto para el combate contra los Ángeles nosotros no vamos a ser menos. El dinero lo conseguimos de estas potencias, manteniendo seguras sus zonas con satélites, intecepciones de OVNIS y acudiendo a las llamadas de ayuda que nos envían. Cuantos más satélites tengamos en un continente, mayores beneficios obtendremos. El problema radica en que en este título se nos pone ante las decisiones de un comandante con un número muy limitado de tropas. Si tenemos dos llamamientos al mismo tiempo, sólo podremos acudir a uno con el consecuente enfado del respectivo gobierno. Este enfado se medirá con niveles de pánico. Si los niveles de pánico llegan al límite, ese país dejará de apoyarnos. A su vez cada cierto tiempo habrá misiones especiales que si superamos con éxito nos servirán para bajar el nivel de pánico en todos los países.

Debemos tener controlado en todo momento el nivel de pánico

Debemos tener controlado en todo momento el nivel de pánico

Otro aspecto muy interesante de la campaña es que a medida que libremos batallas, a la vez que mejoramos a nuestros soldados y los equipamos mejor, los alienígenas utilizarán tropas más pesadas en la medida en que la situación se va convirtiendo en la de una invasión a gran escala.

En cuanto a los propios soldados, podremos ir reclutando y aumentando el tamaño de nuestro pelotón hasta un máximo de 6. Además los soldados podrán ganar experiencia e ir ganando habilidades muy útiles que supondrán la diferencia entre ser masacrados o alcanzar la victoria. Una vez pasen del nivel de recluta, aleatoriamente nuestros soldados serán asignados a una clase (Apoyo, Asalto, Francotirador o Pesado) que nos permitirá variedad táctica en el combate.

Tomar posiciones es fundamental para no ser aniquilado en un asalto sorpresa

Tomar posiciones es fundamental para no ser aniquilado en un asalto sorpresa

 

Ya centrándonos en las batallas estas serán por turnos y por cuadrículas, como en los UFO. Las coberturas para nuestros soldados y moverlos como una unidad serán claves para prevenir las emboscadas y minimizar los daños. Casi la totalidad de los elementos de los escenarios son destructibles lo que da a cada batalla un tremendo juego. Podemos lanzar una granada entre dos coches en los que haya enemigos para volarlos por los aires o quedarnos sin cobertura porque la potencia de fuego enemiga la destruya. En cuanto a los enemigos, si nosotros contamos con clases que se complementan, ellos tendrán también diferentes unidades que se irán diversificando a medida que vayamos avanzando en la campaña.

Si nos vamos al modo multijugador, podremos librar batallas utilizando tanto humanos como alienígenas. Para enfrentarnos a otro rival, gastaremos puntos en seleccionar y equipar nuestro pelotón. Una vez hecho esto pasaremos a una batalla táctica tal y como hemos jugado en la campaña pero con el aliciente de librar el combate contra otro gamer.

En cuanto al apartado gráfico es más que decente, con un interfaz muy agradable y cómodo. El sonido es otro punto fuerte del juego, con una espectacular banda sonora que hará aún más divertida la experiencia de jugar.

En definitiva XCOM: Enemy Unknown es una obra digna de ser jugada, especialmente para todos aquellos amantes de los juegos de estrategia y en especial los apasionados de los tácticos. También es una gran adquisición para todos los amantes de la ciencia ficción.

Podemos adquirirlo para dispositivos Android por 8,76€ y para PC en Steam por 19,99€, aunque ha estado de oferta en esta plataforma y en Humble Bundle en varias ocasiones. Ahora mismo también está disponible por menos de 7€ en G2A.

Los que quieran nuevas funciones añadidas para los soldados como los implantes cibernéticos y una mayor variedad de mapas también deberían echar un ojo a XCOM: Enemy Within, que salió un año después para PC.

Comparte y colabora:Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on Reddit

Sobre Alvaro Alonso Flor

Licenciado en periodismo y activo en el mundo de los videojuegos desde 1995. Jugador de consolas, Android y PC, especializado en estos dos últimos ámbitos. Nostálgico de la Dreamcast y de su mayor obra, Shenmue.
Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.