Urban Empire – Análisis

Mantener a nuestra familia en el poder mientras gestionamos una villa creciente durante varias generaciones es la propuesta de este city builder de Kalypso Media.

Este nuevo juego de gestión trata de añadir al mundo de la construcción de ciudades una línea argumental y la intriga política como elementos novedosos. Frente a los city builders clásicos en los que somos una entidad superior que hace y deshace a voluntad, en Urban Empire tendremos que someter cada una de nuestras decisiones a la voluntad del consistorio. Para ello será necesario atraer voluntades y elegir con cautela las consecuencias que nuestras propuestas y actos pueden tener en los partidos políticos.

Distritos

Una vez nos ponemos al mando de nuestra ciudad vamos a tener que familiarizarnos con la estructura de distritos, recurrente en este tipo de juegos. No obstante en Urban Empire la política interferirá en el desarrollo de los mismos, ya que para crearlos y modificarlos tendremos que presentar nuestras propuestas en el ayuntamiento. Los distritos tendrán una zona asignada para viviendas, comercios e industrias que podremos modificar una vez hayamos investigado las tecnologías necesarias. Asimismo, en la medida en que la partida vaya avanzando, podremos colocar servicios como clínicas e infraestructuras básicas como electricidad, mejores carreteras, etc.

A través de la vista del distrito también seremos capaces de ver un resumen con los datos económicos, las necesidades de sus habitantes y el apoyo a los partidos políticos.
Tal vez el aspecto más débil de los distritos es que son escasamente personalizables y pueden provocar una cierta sensación de monotonía, especialmente para aquellos jugadores que buscan cierta estética en sus urbes y desean que su creación sea única.

Puerto ciudad

Además de los distritos tendremos edificios especiales como puertos y ferrocarriles.

Las necesidades de la población

Cada clase social dentro del juego tendrá una serie de exigencias que pasan desde las condiciones sanitarias y de seguridad a las posibilidades de desarrollo personal. Aunque tenemos un indicador general, será importante centrar nuestra atención en las necesidades de la población distrito a distrito, para así conocer de una manera más precisa dónde vamos a sacar más rentabilidad a nuestros edificios públicos.

Aunque el sistema en sí no es nada revolucionario en el género, los cambios que se dan en las demandas básicas de la población a lo largo del paso de las eras hacen que estas mecánicas sean más entretenidas y difíciles de manejar. Como es de esperar, una mayor oferta y variedad de servicios por parte de nuestro consistorio en un distrito puede provocar una situación deficitaria que nos arrastre a la bancarrota.

Tecnología

El árbol tecnológico es tal vez uno de los elementos más interesantes del juego, ya que nos posibilita ir introduciendo cada vez más complejidad en nuestra ciudad, permitiéndonos priorizar ciertas ramas frente a otras y consiguiendo importantes avances para nuestra urbe. Durante el desarrollo de cada tecnología tendremos ciertos eventos acerca del uso de nuestros descubrimientos que nos darán beneficios únicos según la elección que hagamos.

Intrigas políticas

El elemento más innovador de Urban Empire es sin duda la entrada de la política en el mundo de los city builders. Buscar el apoyo de los partidos más populares es clave para llevar a cabo todas las modificaciones a las que aspiramos en nuestra urbe. Todas las decisiones que llevemos a cabo, desde la creación de nuevos distritos a la aplicación de leyes y decretos, tendrán que pasar por el ayuntamiento y contar con el visto bueno de una mayoría de diputados.

Para ello tendremos en nuestra mano la posibilidad de presionar e influir en los partidos políticos haciendo uso de los puntos de goodwill (confianza) que tengamos con cada partido. Cuanto más agresivos seamos en nuestro discurso más confianza nos costará apelar a los concejales.

Poco después de iniciar nuestra partida también se nos abrirá la opción de espiar a los partidos y buscar trapos sucios con los que poder chantajear a nuestros rivales, acciones que sin duda tendrán consecuencias en la percepción del partido afectado.

Otro detalle que tendremos que tener en cuenta es la ideología de cada uno de los partidos, ya que esto hará que sean más fáciles o difíciles de convencer para determinadas propuestas políticas. Si realizamos acciones afines ideológicamente a un partido y aprobamos ciertas leyes que desean ver puestas en práctica tendremos más posibilidades de que este partido nos apoye cuando lo necesitemos. Esto se hace especialmente importante cuando llegamos a la tercera generación de nuestra familia, momento en el que empezará a haber elecciones a alcalde periódicamente, lo que significa que podremos perder la partida si no conseguimos el apoyo suficiente por parte de las familias.

A lo largo de las diferentes épocas seremos testigos del nacimiento, desarrollo y defunción de distintos partidos políticos, así como de cambios de ideología política en la población, que darán como resultado cambios en el número de concejales. Adaptarnos a los nuevos tiempos será nuestra mejor baza para mantenernos en el poder.

Este sistema político, aunque es en general interesante y muy innovador en el género, puede resultar en ciertas ocasiones un tanto rutinario y simple, especialmente cuando se trata de crear o modificar nuevos distritos.

ayuntamiento

Vigilar de cerca a los partidos políticos será fundamental para mantenernos en el poder.

Las familias

Las familias son el hilo conductor de la campaña y añaden a Urban Empire un sello muy original. Tendremos cuatro para elegir, todas ellas con ideologías muy diferentes, que van desde la aristocracia conservadora, hasta las familias trabajadoras, pasando por liberales centrados la ciencia, y también en la cultura y el entretenimiento.

familias

Cada familia de Urban Empire se especializa en un ámbito determinado.

Cada personaje irá desarrollando, con el paso del tiempo y sucesiones de eventos, su propia personalidad. Estas acciones influirán en nuestros futuros sucesores, a los que decidiremos cómo educar antes de pasarles el testigo, lo cual nos permitirá, en cierta manera, personalizar las capacidades de los mismos. Ver el cambio político de la familia a través de las sucesivas generaciones se convierte en una experiencia muy entretenida que nos evoca en cierta manera a la saga de El Padrino.

Conclusiones

Si bien es cierto que Urban Empire no es uno de los títulos de gestión de ciudades que más profundidad nos va a aportar, cuenta con algunas aportaciones que están ausentes en la mayoría de títulos del estilo. Los jugadores que buscan algo nuevo y original dentro de los city builder encontrarán en Urban Empire una opción a tener en cuenta por sus ideas frescas, mientras que aquellos que buscan una experiencia de gestión más profunda y mayores opciones de personalizar las ciudades pueden experimentar una sensación agridulce que genere sentimientos encontrados.

Comparte y colabora:Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on Reddit

Sobre Alvaro Alonso Flor

Licenciado en periodismo y activo en el mundo de los videojuegos desde 1995. Jugador de consolas, Android y PC, especializado en estos dos últimos ámbitos. Nostálgico de la Dreamcast y de su mayor obra, Shenmue.
Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.