The Secret of Monkey Island. Reviviendo un clásico que inspira al cine

Hoy traemos un análisis de un título que si bien tiene ya sus 24 años de historia es considerado un clásico de los videojuegos y un referente dentro de las aventuras gráficas. Su entretenida historia y un sentido del humor que impregna el título hasta en los puzles hicieron que Lucas Arts se ganara a los jugadores de todo el globo con este título.

Nos encontramos ante una aventura gráfica de point and click en la que tendremos que ir de un sitio a otro buscando determinados objetos y combinarlos para hacer que la historia avance. Para esto también tendremos que interactuar con los personajes de forma constante. Como es habitual en estos juegos tendremos pocos momentos de acción aunque tampoco serán necesarios.

El punto fuerte de este título es su historia. Es sencilla: Guybrush Threepwood es un joven interesado en ser un auténtico pirata y tendremos que guiar sus pasos para que consiga sus propósitos. Como en toda buena historia nos enfrentaremos a un malvado pirata, Le Chuck, al que pronto tendremos que seguir hasta la legendaria isla de Monkey Island y rescatar a una doncella.

A lo largo de la trama nos encontraremos con muchos momentos cómicos, desde los duelos de insultos que libraremos con otros piratas a los “tesoros” que nos encontraremos, los cuales nos arrancarán más de una sonrisa del rostro. De vez en cuando en la propia historia los personajes también harán referencia al propio jugador. Y por supuesto como cualquier aspirante a capitán pirata que se precie también tendremos que reclutar a una tripulación y adquirir un barco, dos tareas en las que también nos divertiremos.

En cuanto a los gráficos vamos a referirnos a la versión remodelada del título que salió con la Special Edition en 2009. Tiene gráficos en HD y hay un rediseño completo. Lo primero que apreciamos es su estilo similar al de dibujos animados que le dan un aire despreocupado. Eso no quiere decir que su diseño sea descuidado. El rework de Monkey Island resultará llamativo para los jugadores que no hayan jugado a la versión antigua. Su nivel gráfico con la edición de 2009 puede competir con otras aventuras gráficas en 2D como Broken Sword. La banda sonora también es espectacular y alguna que otra vez nos ocurrirá que no queremos dejar la taberna pirata para quedarnos escuchando la música.

El juego está basado en la atracción Piratas del Caribe del parque de atracciones de Disney y ha sido probablemente el elemento más influyente dentro de la saga de películas de Piratas del Caribe. Toma tantos elementos del juego que podemos identificar a los personajes: Barbossa es en la primera película igual a Le Chuck, mientras que William es el protagonista, Trepwood. O Elizabeth, que juega el mismo papel que la gobernadora Marley. Hay muchas más y todas ellas reflejan el impacto que ha tenido el juego sobre el mundo de los videojuegos desde que fuera lanzado en 1990.

En definitiva, Monkey Island es un clásico del mundo de los videojuegos al que probablemente muchos hayan jugado. Para los que todavía no lo hayan hecho, es un título imprescindible para todo tipo de jugadores que no dejará indiferente a nadie, y que hará que queramos seguir jugando a los siguientes. Para los que ya lo hayan probado, no es una mala ocasión para desempolvarlo y volver a jugarlo.

Podemos adquirir este título por 9€ en Steam o por 15€ con el Monkey Island 2, que junto con el primero son considerados los mejores de la saga.

Comparte y colabora:Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on Reddit

Sobre Alvaro Alonso Flor

Licenciado en periodismo y activo en el mundo de los videojuegos desde 1995. Jugador de consolas, Android y PC, especializado en estos dos últimos ámbitos. Nostálgico de la Dreamcast y de su mayor obra, Shenmue.
Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.