The Culling – Avance

Te despiertas dentro de una caja en una isla desierta. De pronto te das cuenta que no estás solo, sino que formas parte de un programa televisivo cuyo objetivo es vender sangre. Hay una sola regla: asesinar al resto de los competidores para ganar el juego. Bienvenido a The Culling.

Introducción

culling1

Una isla donde aprenderás a sobrevivir matando

La desarrolladora Xaviant nos trae este juego que aún estando en early access comienza a mostrar rasgos que sin duda darán que hablar. Combinando elementos de los géneros en boga dentro del mundo de los videojuegos, The Culling busca ser la revelación del 2016 (o posiblemente 2017). El argumento es conocido: debemos sobrevivir a otros participantes de un macabro concurso donde el último hombre en pie resulta vencedor. Lo vimos en Los Juegos del Hambre, y para los cinéfilos en la saga japonesa Battle Royale. Si bien no hay mucho más que explicar en cuanto a la trama, el juego tampoco se trata de una arena de batalla ultraveloz y descerebrada donde lo único que hay que hacer es disparar a mansalva. The Culling nos plantea un escenario donde primero debemos explorar, rebuscar items y en el mejor de los casos craftear nuevos a partir de materiales cuidadosamente esparcidos en toda la isla.

Mecánicas (primeros vistazos)

Si bien comenzamos la partida sin nada, rápidamente podemos “armarnos” con casi cualquier objeto contundente a la vista (generalmente ramas) que servirá para comenzar la búsqueda. Por supuesto que corremos el riesgo de ser avistados por un enemigo ni bien comenzamos, por lo que el azar nos ayudará o perjudicará de acuerdo en donde nos toque partir. La cantidad de objetos y contenedores con los que se puede interactuar son muchísimos, lo que nos obliga a pasar la mayor parte de la partida explorando la isla en busca de recursos. Cabe resaltar que existe una “moneda” de compensaciones interna, con la que podemos comprar mejoras, items premium, salud o asistencia aérea.

culling2

Sorprender al enemigo, la mejor estrategia

Si este juego estuviera dividido en dos módulos que se complementan, siendo el primero la exploración y el crafteo, el segundo sin duda es el combate. Nada tendría sentido sin una dosis de acción mano a mano entre contendientes humanos. El PVP es la clave que hace funcionar a The Culling, aunque también está la opción de jugar con bots. De todas formas, una conexión constante a Internet es requerida (ya presentimos quejas de conexión el día de lanzamiento) sumándose a esta polémica moda entre las desarrolladoras. Volviendo al combate, hay que mencionar también que es muy sencillo y efectivo, quizás para los puristas demasiado sencillo. Un botón para atacar, otro para cubrirse. Las armas de rango corren una suerte similar, con el agregado que pueden hacer daño en tiempo en compensación por no poder defender. Si tuviéramos que apostar, la mecánica de combate es una de las cosas que mejorará en la versión final del juego. Actualmente se siente “pobre” en comparación a las otras mecánicas, y teniendo en cuenta que es el corazón de The Culling, Xaviant debería tomar nota del feedback que está recibiendo por parte de los jugadores.

Conclusión

The Culling es una excelente idea con muchísimo potencial. Evita los lugares comunes de las arenas y combina elementos de survival. En el estado actual del juego, recomendamos comprar el early access sólo para jugadores con máquinas de alta gama y una conexión de Internet estable y superior a 10mb. De otra forma, el juego no se disfrutará (y es posible que ni siquiera corra). Como todo EA, tiene muchísimas cosas que pulir, pero se asoma una propuesta interesante.

Key para The Culling (early access) en Steam a 14,99€

Comparte y colabora:Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on Reddit

Sobre Damián Centrone

Periodista de formación, publicista de profesión, gamer de corazón. Desde el descubrimiento del Atari 5600 a sus tiernos 7 años, sobrevivió batallas épicas, resolvió enigmas indescifrables y exploró inmensos mundos pixelados. Hombre de familia. No toma rehenes.
Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.