Sorcery! Un gamebook RPG al estilo clásico de lápiz y papel

Todos los que hayamos jugado a rol de mesa nos identificaremos rápidamente con el título de Inkle. Un gamebook que nos va a recordar también a los libros en los que puedes tomar tus propias decisiones y que tienen diferentes finales.

La premisa del juego es muy simple: debemos embarcarnos en una aventura épica hacia tierras desconocidas en busca de una corona de gran poder para el rey al que servimos. Abandonaremos las protectoras murallas de nuestro reino para buscar la corona y triunfar allí donde otros campeones han fracasado.

Cuando nos ponemos a los mandos de Sorcery! tenemos la impresión de estar jugando a un juego de mesa. El propio diseño del juego así lo pretende. Una vez elijamos nuestro personaje (que podrá ser hombre o mujer) este pasará a ser una pieza dentro de un mapa que tiene un diseño muy cuidado y en el cual podremos ver los pasos que hemos dado en cualquier momento. Por otro lado es como si estuviéramos leyendo un libro interactivo (no en vano los desarrolladores de Inkle están especializados en historias interactivas). A medida que vayamos tomando decisiones se irán añadiendo tiras de papel a nuestra relato e iremos completando nuestra historia. Este tipo de juegos se adaptan muy bien al diseño táctil ya que sólo tendremos que seleccionar con nuestro dedo lo que queremos hacer y arrastrar al personaje a los lugares que elijamos.

El título, aunque podemos encajarlo dentro de la categoría de RPG, no podemos encuadrarlo dentro de la mayoría de juegos de este género, ya que no utiliza un sistema basado en clases. Aunaremos los tres poderes que suelen ser recurrentes en los juegos de rol: El de la fuerza, para lo cual dispondremos de una espada, el de la magia, que podremos utilizarla gracias a un libro de conjuros que nos entregarán antes de abandonar las murallas de la ciudad, y el poder divino, es decir, la capacidad para encomendarnos a nuestro dios y que nos eche una mano. Para utilizar los conjuros en combate tendremos que seleccionar las letras que conformen la palabra del conjuro, y además habrá algunos que necesiten de ingredientes para ser lanzados. En cuanto a nuestro espíritu (la deidad a la que nos debemos) ira cambiando según las decisiones que vayamos tomando. Cuando queramos utilizar este poder tendremos que rezar y esperar que se obre un milagro. Pero no podremos estar pidiendo favores todo el día a nuestro espíritu o la mayoría de veces nos ignorará.

Los combates en Sorcery! están bastante logrados. Nuestra vida y capacidad para lanzar hechizos dependerán de nuestra Stamina, lo que hará que nos lo pensemos dos veces antes de lanzar un hechizo ya que esto nos va a dejar más débiles en el combate. La frase recurrente de Rumpelstiltskin en la serie Once Upon a Time en la que plantea que “Toda magia tiene un precio” es muy cierta en este título. En cuanto al uso de la espada, podremos elegir la fuerza con la que golpearemos a nuestro enemigo. Muchas veces nos compensará no atacar y mantenernos en una posición defensiva para atacar en el siguiente turno y coger con la guardia baja a nuestro rival. Las pistas para saber cuándo es el momento propicio para atacar las encontraremos muchas veces en las descripciones de los combates. Las descripciones son generadas aleatoriamente de entre una lista, por lo que cada combate, incluso aunque repitamos el mismo, va a ser único. Esto nos hace estar muy atentos a la narración y mantenernos inmersos en la historia en todo momento.

Otro de los aspectos en los que Inkle ha puesto interés es en que podamos rejugar la historia. Para ello facilita al jugador hacerlo sin tener que empezar nueva partida cada vez que encuentres la muerte (a veces simplemente la encuentras sin posibilidad de evitarla). Cada movimiento de nuestro personaje que hagamos podrá ser desecho y retomado desde el punto anterior que queramos. Esto es un arma de doble filo: Por una parte permite a los jugadores noveles experimentar todos los entresijos del título sin tener que rejugar la historia una y otra vez, pero los más experimentados también pueden argumentar que eso reduce el nivel de dificultad del juego y que tengamos que ser cautelosos en nuestras acciones.

En definitiva podemos decir que todos los aquellos a los que les gusten la lectura, las historias interactivas y los juegos de rol, van a quedar gratamente satisfechos con el juego. La música también requiere una mención, es magnífica y nos ambienta perfectamente en el relato. No obstante también hay aspectos que pueden reducir el éxito entre el público. El precio del juego si lo comparamos con su duración es abusivo para un título de Android (3,5€). Más si tenemos en cuenta que la historia no está completa, sino que es una parte de una saga con 4 capítulos en la que si probamos el primero vamos a querer jugar más. Y ello inevitablemente nos va a conllevar pagar más o recurrir a otros medios para jugarlo. Si comprar la primera parte diera acceso a todas las partes sería algo mucho más razonable para los jugadores de Android. Otro de los problemas ante los que nos encontramos es que no hay traducción al castellano. Aquellos gamers que no dominen el inglés pueden encontrar dificultades para seguir la trama.

En cuanto al segundo capítulo, ha llegado primero para Iphone y se espera que próximamente llegue a Android, aunque aún no hay fecha de salida.

Podéis adquirir en juego en la tienda de Google Play.

Comparte y colabora:Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on Reddit

Acerca de Alvaro Alonso Flor

Licenciado en periodismo y activo en el mundo de los videojuegos desde 1995. Jugador de consolas, Android y PC, especializado en estos dos últimos ámbitos. Nostálgico de la Dreamcast y de su mayor obra, Shenmue.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.