Sinclair ZX Spectrum Vega

ZX-Spectrum-VEGA

Esta semana teníamos preparado un artículo que va a tener que esperar a la semana que viene. No podemos dejar pasar la oportunidad de comentar el lanzamiento en España el día 26 del Sinclair ZX Spectrum Vega, creado por la compañía británica Retro Computers Ltd., liderada por el propio Sir Clive Sinclair.

El 23 de abril de 1982, la compañía británica Sinclair Research lanzó al mercado un ordenador pensado fundamentalmente para videojuegos. Sus características técnicas sonarían a risa hoy en día, con un microprocesador de 3,5 Mhz a 8 bits y 16 Kb de RAM, teclado integrado de caucho y almacenamiento en cinta de casette con una transferencia de 1,5 Kb/s.

Este modelo inicial fue evolucionando de forma que se fueron sustituyendo paulatinamente, aparte de los componentes internos, el teclado, la carcasa y el soporte de almacenamiento; fue así como salieron al mercado los modelos de 48 y 128 Kb, este último incluso con disquetera.

El lanzamiento de este ordenador supuso una revolución en el mercado, fue líder de ventas en Europa y Estados Unidos durante casi toda la década y se desarrollaron para este sistema unos 20.000 títulos, muchos de especial renombre.

viejo spectrum

El antiguo Spectrum.

Han pasado más de 30 años desde entonces, pero sigue habiendo miles de fans que recuerdan con cariño aquellas horas viendo líneas de colores en la pantalla mientras cargaba el juego, que regulaban el volumen del casette moviendo el cabezal con un destornillador para optimizar la carga, y que incluso tienen en casa su colección de ordenadores y cintas como un tesoro de la infancia. Para toda una generación, hay una expresión con mucho significado y llena de recuerdos: Load “”, que era lo que había que escribir para iniciar la carga del juego.

El Sinclair ZX Spectrum Vega no tiene demasiado que ver con sus antecesores; si bien han procurado mantener la estética del diseño original, ya no es necesario el teclado ni el casette. Este “titán” de la serie Sinclair tiene 1.000 juegos precargados, el tiempo de ejecución es mínimo y los usuarios pueden añadir más juegos a través de tarjeta microSD. Por otra parte, tiene el tamaño de un mando y no tiene conexión HDMI, algo en cierta medida lógico ya que los títulos originales están pensados para una resolución mínima en un monitor pequeño, y estirar demasiado la imagen no parece buena idea.

Otros detalles curiosos son que se alimenta por USB, por lo que puede conectarse casi en cualquier sitio (incluso directamente al televisor) y permite guardar partidas, así que podremos parar para comer sin necesidad de buscar un sitio en el que no nos maten. Por otra parte, tiene clasificación PEGI 7.

En cuanto a los juegos precargados, hay algunos que despiertan una profunda nostalgia por los ratos que pasamos con ellos, como “Cavemania”, “Livingston, supongo” o “Emilio Butragueño Football”; aunque es cierto que echamos en falta muchos títulos entre esos mil, existen muchas páginas de emuladores con cientos de títulos inolvidables.

emilio butragueño spectrum

Emilio Butragueño, un clásico para los que disfrutaron de los Spectrum.

El proyecto ha sido desarrollado por crowfunding, por lo que han sido los propios usuarios los que han sugerido las características y posibles mejoras del Vega.

En resumen, esta novedad no tiene punto de comparación con las consolas de nueva planta en cuanto a calidad gráfica o modos online, pero es de agradecer que nos traiga de vuelta una cantidad de juegos de calidad, pensados y cuidados al detalle en una época en la que no tenían actualizaciones, y con planteamientos originales y revolucionarios que siguen vivos en toda una generación.

El Sinclair ZX Spectrum Vega ya puede adquirirse en la web oficial por 100 libras más gastos de envío, y a partir de este viernes en tiendas en España a un precio recomendado de 139,95 euros.

Comparte y colabora:Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on Reddit
Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.