Shadwen – Análisis

slider shawden

Una de las sorpresas indie en lo que va del año, Shadwen se presenta como una apuesta fuerte que mezcla juegos de plataforma, aventura y sigilo. Sin duda, un riesgo que tomaron los desarrolladores y que deja mucha tela para cortar. Intentaremos analizar este interesante juego con sus pros y sus contras.

La muerte pelirroja
Shadwen es un juego desarrollado por el estudio independiente Frozenbyte, situado en Helsinki, Finlandia. El juego lleva el nombre de su protagonista, una asesina nórdica que tiene como misión matar al rey, ni más ni menos. En su camino de muerte se encuentra con una niña huérfana, a la que tendrá que llevar consigo hasta el final de su tarea. Justamente, uno de los puntos de inflexión de este título es el dilema constante que se nos plantea para progresar en nuestra misión. ¿Avanzaremos a puro sigilo, sin ser detectados, o asesinaremos a todo el que se nos cruce en el camino? las decisiones que tome Shadwen afectará a lo que la niña piense de ella y al eventual final del juego, aunque luego volveremos sobre este punto.

shadwen_2

Distrae a los guardias para que la niña escape

Dentro de la trama del juego podemos encontrar las primeras inconsistencias. Primero y principal, no queda claro exactamente porqué Shadwen tiene que matar al rey. Se da a entender que es parte de una liga de asesinos, aunque hubiera sido muy interesante saber más al respecto. Quizás se lo estén reservando para una secuela, pero la premisa de hacer las cosas porque sí es muy de los primeros juegos de plataforma en los ’80. Hoy en día el estándar requiere al menos tener una idea de los objetivos; de otra forma se siente que el juego está incompleto, es como si estuviéramos jugando un gran early access. Otro punto conflictivo es la relación entre Shadwen y la huérfana. No se entiende mucho ni responde a la lógica la decisión de cargar con una niña siendo una asesina profesional que tiene la difícil tarea de matar a la persona más importante del reino eludiendo a su guardia entera. Se siente que el único motivo por el cual existe la niña en la trama es plantear la dualidad que explicamos antes.

Mecánicas y decisiones
Shadwen se define -en palabras de Frozenbyte– como un juego stealth puro. Es decir, cuyo objetivo principal es progresar en nuestra misión sin ser detectados. Sin embargo, desde el comienzo mismo del tutorial vemos que no sólo hay que esconderse de enemigos, sino que debemos saltar y trepar plataformas, e inclusive explorar el escenario para encontrar elementos que se pueden craftear. Una vez superado el tutorial descubrimos que el juego es un híbrido de varios géneros (aunque para ser justos prima el stealth) que debemos ir desenredando de acuerdo a nuestras habilidades.

La faceta arcade del juego, es decir, superar obstáculos del entorno para avanzar hacia otras áreas sin morir en el intento, pasa más que nada por saltar plataformas y usar un gancho de agarre que tendremos que armar primero. Usar este gancho con la soga puede ser bastante complicado de manipular, requiere de mucha práctica y se nota que no forma parte de la mecánica principal del juego. Para remediar la frustración que generaría morir tantas veces, se implementó el recurso de rebobinar el tiempo. Sí, como en Braid o Prince of Persia: sands of time, con la pequeña diferencia de que en estos dos títulos la manipulación del tiempo estaba justificada por la historia. En Shadwen es un mero recurso para remediar una dificultad inesperada.

shadwen_1

Si el sigilo no funciona, la violencia es una herramienta

Como adelantamos en este análisis, hay un sistema de crafteo, pero es muy pobre tanto en mecánica como en materiales, lo cual nos lleva a cuestionar la decisión de incluirlo en la versión final del juego. Junto al recurso de retroceder el tiempo, se siente que son dos características del juego que no cuajan con el resto. Las mecánicas de sigilo (finalmente) están muy bien logradas y queda claro cuál era la idea original de este proyecto. Junto al apartado gráfico, la ambientación y la banda de sonido original, rescatan a Shadwen del ostracismo, convirtiendo a este juego en un título disfrutable para amantes del género, a pesar de sus fallas.

Por último, tenemos que hablar de las llamadas “consecuencias” sobre las decisiones que tomemos a lo largo del juego con respecto al uso de la violencia. En teoría existen dos finales posibles para Shadwen, uno “bueno” y el otro “malo”. Se sobreentiende que cuanto mayor sea el derramamiento de sangre, peor será nuestro final. Sin embargo, (y aquí trataremos de no meter spoilers) la diferencia entre un final y el otro es mínima. Hasta podemos decir que el juego termina de la misma forma, pero con distinto “karma”. La sensación que deja es que el premio por no matar ningún guardia, lo cual dificulta muchísimo el juego, es muy poco. Por lo tanto, como recomendación, les sugerimos que den rienda suelta a la sed de sangre que será la solución a muchos niveles difíciles y que en el final no traerá consecuencias demasiado graves. Al menos no para una asesina profesional.

Key de Shadwen para Steam en G2A.com a 13,99 €

Comparte y colabora:Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on Reddit

Acerca de Damián Centrone

Periodista de formación, publicista de profesión, gamer de corazón. Desde el descubrimiento del Atari 5600 a sus tiernos 7 años, sobrevivió batallas épicas, resolvió enigmas indescifrables y exploró inmensos mundos pixelados. Hombre de familia. No toma rehenes.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

2 comentarios

  1. Muchas gracias, tenía esa duda de matar o ir de sigilo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.