Reus. Crea las condiciones para el progreso de la humanidad


El primer título de la joven desarrolladora Abbey Games va a traernos horas de trabajo en un planeta baldío. Manejaremos a cuatro gigantes con diferentes habilidades con los que tendremos que moldear el mundo y fomentar el desarrollo de la civilización.

Reus es un juego de estrategia y simulación en modo dios de 2D pero con un diseño muy agradable a la vista. El objetivo del videojuego es ponernos al mando de varios gigantes con los que vamos a cambiar la orografía y la superficie del planeta para hacerlo habitable. Para desarrollar y expandir las diferentes aldeas que vayan surgiendo tendremos que dotarlas de materiales. Desde los primeros pasos vamos a contar con un tutorial muy detallado que explica el funcionamiento del juego, algo que se puede hacer pesado para los jugadores veteranos porque no podemos omitirlo.

Los cuatro gigantes que vamos a manejar tendrán características diferentes que podremos combinar. Cada gigante puede crear un tipo de terreno diferente: podremos crear mares (condición necesaria para el desarrollo de lugares con abundante vegetación), bosques, pantanos y desiertos. Las aldeas podrán asentarse en estos tres últimos terrenos, y según en qué terreno se desarrollen evolucionarán de diferente forma realizando proyectos distintos.

Los proyectos son construcciones que realizan las aldeas y que requieren recursos. Por ejemplo, el primer proyecto de las aldeas de los bosques es el granero, que va a necesitar una determinada cantidad de comida para que los aldeanos lo construyan con éxito. Para eso tendremos que colocar dentro de las fronteras de la aldea frutas y animales. Los proyectos requieren en muchas ocasiones de dos recursos de los tres que hay en el juego (riqueza, comida y tecnología). Para completar estos proyectos tendremos un tiempo limitado, si no la construcción no llegará a terminarse y desaparecerá. Cuando completemos proyectos las aldeas generarán embajadores que podrán subirse a hombros de nuestros gigantes y dotarlos de nuevas habilidades.

Otro aspecto interesante del juego es la codicia. Que una aldea se desarrolle demasiado rápido puede tener sus inconvenientes, ya que sus habitantes se volverán demasiado ambiciosos y comenzarán guerras contra otras aldeas, o incluso perderán el respeto a nuestros cuatro gigantes y podrán atacarlos. Para evitar esto podremos utilizar dos métodos, destruir la aldea con los poderes de nuestros gigantes cuando se vuelva demasiado codiciosa, o desarrollar la aldea más lentamente, buscando en los recursos de la aldea propiedades que hagan disminuir la codicia de sus habitantes.

Las aldeas tendrán también un índice de prosperidad, que sumadas entre sí nos darán la puntuación de prosperidad total. Esto nos servirá para desbloquear logros y avanzar a diferentes modos de juego. La forma de enfocar los modos de juego tal vez sea uno de los puntos que más llama la atención en Reus. Cuando completemos los tutoriales sólo podremos jugar una partida en Modo Era de 30 minutos. Si queremos jugar más tiempo, tendremos que desbloquear una serie de logros. En este juego los logros no sólo van a servir para exhibirlos y tener la satisfacción de haber desentrañado todos los secretos del juego, sino que serán claves para que podamos probar el Modo Era durante 60 minutos o 120, y tener así más tiempo para desarrollar las aldeas. Para conseguir los logros tendremos que jugar más de una partida ya que completarlos exige que especialicemos las aldeas de formas diferentes o que nos centremos en que un tipo determinado de aldea consiga unos determinados proyectos o índices de prosperidad. Para los jugadores que no quieran jugar en este modo y sentirse presionados por el tiempo también hay un modo de juego, el Modo Libre, en el que no hay límite de tiempo pero tampoco desbloqueamos nuevos logros.

En definitiva, Reus es un juego entretenido que nos va a ofrecer horas de juego. Puede llegar a resultar algo repetitivo y simple cuando hemos invertido una cantidad de horas significativa. Aspectos como el desarrollo del modo multijugador hubieran dado al título muchas horas de juego más (aunque eso inevitablemente habría llevado a más meses de desarrollo). Sin embargo a nivel general es un juego que aporta al género y que introduce elementos como los logros para que exploremos todas las posibilidades del juego. No necesita poner a nuestra tarjeta gráfica al límite para ofrecernos diversión, a pesar de ser un juego que no es excesivamente complejo nos hace pensar dónde colocar nuestros recursos para que rindan más dentro de un marco limitado de tiempo si jugamos en el Modo Era, en el que siempre sabremos lo que va a durar una partida.

Esta semana tenemos la oportunidad de adquirirlo en Humble Bundle junto a una pieza fundamental para todo gamer como es Limbo.

Comparte y colabora:Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on Reddit

Sobre Alvaro Alonso Flor

Licenciado en periodismo y activo en el mundo de los videojuegos desde 1995. Jugador de consolas, Android y PC, especializado en estos dos últimos ámbitos. Nostálgico de la Dreamcast y de su mayor obra, Shenmue.
Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.