Punch Club: Una historia de venganza y lucha libre

Gestión, rol y combates para acabar con el misterioso asesino de nuestro padre es lo que ofrece esta historia plagada de referencias icónicas y sentido del humor.

Si algo se le puede atribuir al título de Tiny Bear es su originalidad al plantear un videojuego de lucha en el que no manejamos directamente al personaje. Punch Club se basa en la planificación de las rutinas diarias y en un avance del personaje similar al de cualquier RPG pero con algunas particularidades.

La más destacable de su sistema, que contribuye a elevar la dificultad, es la pérdida de atributos. Para mantener nuestros atributos necesitaremos entrenar diariamente e invertir un preciado tiempo en esta actividad. Algunas habilidades nos permitirán tener un mínimo nivel de un determinado atributo, pero aun así el entrenamiento es clave para el desarrollo del personaje.

Nuestro personaje tiene 3 atributos: fuerza, agilidad y energía. La fuerza influye en la vida y en la potencia de muchos golpes, la agilidad marca nuestras posibilidades de esquivar golpes y de acertar en el enemigo, y la energía es la que permite el uso de habilidades en combate. El juego premia la especialización del personaje con tres ramas de habilidades enfocadas a cada uno de los atributos.

Las rutinas aportan un elemento de gestión importante que añade dificultad a Punch Club. Si queremos progresar debemos guardar un equilibrio entre dinero, atributos, habilidades y las necesidades del personaje. Las necesidades a satisfacer son cuatro: Salud, comida, felicidad y energía. Mantener estas barras a unos niveles adecuados es vital, ya que por ejemplo sin comida y energía no podremos realizar actividad física.

Las opciones de planificación de rutinas son limitadas al principio. Podremos hacer poco más que ir del gimnasio al trabajo y luego a nuestro sofá a descansar. No obstante, a medida que avancemos en la trama se irán descubriendo nuevos lugares que hacen que tengamos que aprender a distribuir y planificar mejor nuestro tiempo y rutas a lo largo del día.

mapa

A medida que avanzamos en la historia van apareciendo más puntos de interés en el mapa.

Los combates son otra de las particularidades más interesantes que ofrece Punch Club. Se organizan por asaltos, y antes de cada uno de ellos podemos elegir el tipo de movimientos que va a realizar nuestro luchador. Una vez los hayamos elegido comenzará el combate y se representará una simulación. No volveremos a poder hacer nada hasta que el asalto concluya. Esto nos obliga a pensar bien en los movimientos que realicemos, no siendo siempre los movimientos más fuertes los más recomendables. Si decidimos apostar por movimientos que consuman mucha energía debemos asegurarnos de que nuestro personaje aguantará el esfuerzo, ya que si se queda sin energía durante el asalto, será una presa fácil para el rival. Por otro lado debemos guardar cierto equilibrio entre protección y ataque, aunque todo depende del enfoque que le demos al personaje.

En cuanto a la trama, podría resumirse en una palabra: venganza. No obstante detrás de esta sencilla historia hay gran cantidad de referencias y encontraremos guiños a Karate Kid, Pulp Fiction, El Equipo A, Las Tortugas Ninja, etc.

Su estilo gráfico retro hace que los requisitos para los ordenadores sean mínimos y permite que su lanzamiento en Android pueda adaptarse a la mayoría de dispositivos del mercado sin ofrecer problemas de rendimiento.

La música también cuenta con ese toque retro que nos permite volver atrás en el tiempo hasta la década de los 80. No obstante existe poca variedad musical y esto hace que el elemento musical vaya perdiendo fuelle a medida que transcurren las horas de juego.

En cuanto al idioma, ha sido traducido recientemente por lo que no tendremos problemas para entender la historia. Además, por si nos perdemos en algún momento, desde la interfaz podemos acceder a un árbol que nos muestra las “quests” activas y las que nos quedan por resolver.

En definitiva, Punch Club es un título original, entretenido y con un toque humorístico con un formato tanto gráfico como jugable que se adapta a la perfección a Android y PC.

Podemos adquirir Punch Club por 9,99€ en Steam y 4,99€ en Google Play. Aquellos que aún necesiten pensárselo pueden visitar esta serie del canal de Ivanhl.

Comparte y colabora:Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on Reddit

Sobre Alvaro Alonso Flor

Licenciado en periodismo y activo en el mundo de los videojuegos desde 1995. Jugador de consolas, Android y PC, especializado en estos dos últimos ámbitos. Nostálgico de la Dreamcast y de su mayor obra, Shenmue.
Añadir a favoritos el permalink.

Un Comentario

  1. Un juego totalmente recomendable. Gracias por la mención, campeón!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.