One Troll Army – Análisis

One Troll Army es un juego estilo Tower Defense en el que se nos presenta una premisa bastante peculiar: únicamente posees una unidad para defender tu fortaleza. Como reza el título, dicha unidad será un troll que vale por todo un ejército.

La historia (bastante sencilla) nos cuenta cómo una pequeña aldea de goblins es repentinamente atacada por varios hombres bestia y cómo son incapaces de defenderse. En una cueva cercana, los ruidos de la inminente batalla despiertan a un gigantesco troll que se muestra enfadado por el ruido. El chamán de los duendes suplica al troll que los ayude y que lo recompensarán por ello; más por diversión que por otro motivo, el troll accede a acabar con las hordas de enemigos que pretenden asaltar la pequeña villa de los duendes, con el objetivo de más tarde poder descansar a gusto. Comienza así el juego y la defensa de la fortaleza.

menú principal

Solo haremos uso de una única unidad para defender la villa de los goblins

No obstante, lo primero que nota el troll y de lo que nos tendremos que hacer cargo, es que el poblado carece de defensa alguna, y por ello tendremos que asignar a sus pequeños habitantes las tareas de construir murallas, torres defensivas y otros elementos para mejorar nuestro hogar.

El juego en sí tiene dos partes bien diferenciadas, pero que se complementan a la perfección: por una parte tendremos que acabar con las hordas enemigas que pretenden saquear el pueblo; y por el otro lado debemos mejorar la villa entre ataque y ataque. No podremos mejorar nuestro poblado goblin durante el ataque, ya que los trabajadores se enconden dentro y tratan de acabar con algunos enemigos.

En los primeros compases del juego se nos irá explicando a modo de tutorial (como si de pequeñas misiones se tratasen) las mecánicas básicas. Sobre todo cómo colocar nuestros trabajadores, que pueden asignarse a diferentes puestos, y cómo pelear.

Sobre lo primero, tendremos al inicio un pequeño número de goblins para asignar a tareas como construir o mejorar nuevas edificaciones, conseguir recursos (al principio solo madera, pero más tarde podremos tener minas de hierro y demás), reparar las murallas dañadas por los ataques y recolectar el preciado tesoro que dejan caer los enemigos en el campo de batalla.

Esto será lo que hagamos entre batalla y batalla, además de comprar nuevas habilidades para nuestro troll, mejorar o crear más goblins o contratar mercenarios orcos para que nos ayuden en la lucha (si previamente hemos construido una taberna).

Objetivos One Troll Army

Deberemos asignar a nuestros trabajadores distintas tareas para mejorar nuestro poblado

Antes de que el combate comience, una barra situada a la derecha de la pantalla nos indicará cuanto tiempo falta para que empiece la invasión de los hombres bestia sobre nuestro, en principio, pequeño asentamiento. No obstante podemos forzar la batalla si nos vemos preparados para ello y queremos coger por sorpresa a algunos enemigos. Sea como fuere, tanto si hemos comenzado nosotros la batalla (situando al troll cerca de los enemigos) o si los atacantes han llegado a nosotros, los trabajadores que estaban fuera de la aldea completando sus tareas se irán dentro de las murallas, y centraremos nuestra atención en acabar con nuestros adversarios.

Si conseguimos derrotarlos a todos, aparecerá un cartel en medio de la pantalla celebrando nuestra victoria, y podremos volver a asignar a los goblins las tareas que consideremos necesarias (muy importante será reparar las murallas), además, nuestro troll salvador será curado poco a poco por el chamán, para así prepararnos para la próxima batalla.

Si nuestro troll cae derrotado (lo cual sucede bastante a menudo), tendremos la opción de rendirnos, con lo que perderemos algo de oro y recursos que hubiesemos podido recoger de los enemigos. Si tenemos buenas defensas y no quedan demasiados enemigos, podemos esperar a que el poblado rechace por sí solo la invasión, ganando así la batalla.

La mecánica del combate es bastante sencilla, no deja de ser un simple point and click, dirigimos a nuestro troll a donde queremos que ataque y lo hará, pero además tenemos a nuestra disposición diferentes ataques que requirarán un tiempo de recarga antes de volver a ser usados (que en su mayoría son distintos tipos de golpe con mayor o menor poder). Estos ataques, así como más vida para nuestro gigantesco defensor podremos desbloquearlos comprándolos en un pequeño menú de habilidades.

combates

El combate es sencillo, aunque requiere en ocasiones cierta estrategia para alzarnos con la victoria

El combate no resulta demasiado complicado, aunque requiere algo de táctica, ya que en ocasiones nos veremos rodeados de enemigos o simplemente estos serán demasiado fuertes. Una técnica sencilla y básica es coger a los atacantes por separado, antes de que se concentren a las puertas de la villa, aunque si nos demoramos mucho tiempo con los pequeños grupos, el resto es probable que supere las defensas y perdamos la batalla. Dado que lo único que perdemos si somos derrotados son oro y algunos recursos, podemos centrarnos para el siguiente ataque en mejorar la salud del troll, comprar mercenarios o construir o mejorar defensas para vencer a la siguiente ola de malvados hombres bestia.

Entrando ahora en los modos de juego, tendremos tres escenarios principales para jugar, que se irán desbloqueando a medida que superamos el anterior, y que van incrementando poco a poco la dificultad. Los otros dos modos son Survival  y Endless: el primero consiste jugar hasta que seamos derrotados, y el segundo, como bien indica su nombre, es infinito y continua hasta que lo dejemos. Quizás una falla del juego pueda ser que no haya demasiados escenarios para jugar, ya que sobretodo el primero, que es a modo de tutorial, se hace algo corto.

El juego está bien balanceado entre dificultad y diversión, aunque a priori no parezca ser demasiado el costo de perder una batalla, sí que te invita a mejorar y a la vencer la próxima, con lo que te puedes pasar unas cuantas horas enganchado sin que te des cuenta. El sistema de mejora del pueblo es sencillo pero completo, no se necesitan muchas horas para comprenderlo, aunque llegar a dominarlo y saber qué debes contruir en cada momento más allá de las primeras murallas y edificaciones llevará algo de tiempo.

construcción

La mejora del poblado es uno de los pilares fundamentales del juego

En cuanto al apartado gráfico, el juego cumple a la perfección, tiene unos gráficos agradables, con esa estética medieval al estilo Warcraft y cercanos al dibujo animado. Además no consume demasiados recursos y tu ordenador no sufrirá lo más mínimo al ejecutarlo. En lo referente al sonido, la música no destaca demasiado, aunque es acorde con la ambientación y ayuda a meterte un poco dentro del juego.

En conclusión, estamos ante un juego novedoso, que da una pequeña vuelta de tuerca a la categoría de los tower defense, muy entretenido y con mecánicas asequibles, que no requiere demasiado tiempo para acostumbrase a su funcionamiento, aunque se necesitará algo más de tiempo para dominarlo. Es un juego perfecto para dedicarle unas pocas horas y pasar un buen rato. Más escenarios hubiesen sido algo deseable, pero aun así no merma la calidad del producto ya que tenemos los modos Survival y Endless si queremos más. El juego está completamente en inglés, pero no supone una gran dificultad ya no hay demasiado texto y todo es bastante intuitivo.

El juego es Free to play en Steam y asegura bastante horas de diversión, sin duda una gran opción para este verano. Podemos bajarlo a través de la tienda de Steam.

Comparte y colabora:Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on Reddit

Acerca de Borja Salom Silveira

Licenciado en Periodismo y cursando un Máster de Investigación en Comunicación Periodística en la actualidad. Los primeros recuerdos que tengo de videojuegos es usar a Dhalsim en el Street Fighter II contra mi hermano; los juegos de lucha han sido mis favoritos desde entonces. Apasionado del manga y el anime japonés, así como del cómic americano y europeo. Cinéfilo desde que descubrí el Emule. Lector con ínfulas de escritor.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.