Gremlins, Inc. (Beta): Un Monopoly de Corrupción y Poder

Gremlins, inc. es un juego de estrategia de tablero en el que el objetivo será acumular más prestigio que tus adversarios. La ambientación donde disfrutaremos de estas luchas de poder será un mundo steampunk habitado por gremlins donde la corrupción, los sobornos y el chantaje serán las claves para avanzar en tu carrera profesional y convertirte en el ser más poderoso.

El juego utiliza como base un tablero por donde nos iremos moviendo para llegar a los diferentes lugares que necesitamos en los que poder acumular los puntos que nos darán la victoria al final de la partida. Las casillas del tablero son direccionales, lo que nos obligará a movernos en determinado sentido y pasar por casillas desagradables si queremos llegar a un sitio específico. Para movernos tendremos a nuestra disposición en todo momento seis cartas con diferentes valores de movimiento (del 1 al 6), que se gastarán en el momento de usarlas y serán sustituidas por otras al azar.

Para conseguir los ansiados puntos que nos alzarán como el gremlin con más poder del lugar deberemos usar esas mismas cartas que tenemos en nuestro poder, que solo podrán realizar su acción en determinados lugares, y se descartarán en cuanto las usemos.

Y aquí es donde radica gran parte del atractivo y la estrategia del juego, pues esas cartas que poseemos solo se podrán usar o para movernos o para efectuar su acción, pero nunca para las dos cosas, por lo que elegir qué uso le darás será crucial para el desarrollo de la partida.

Deberemos usar nuestras cartas para avanzar por el mapa y conseguir recursos

Existen cartas de varios tipos y con distintas funciones, y cada una de ellas cuenta con un valor fijo de movimiento. Los tipos que nos encontramos son: regulares, secretas, criminales y permanentes; pero son estas últimas las que difieren un poco del resto, ya que como bien reza su nombre, tienen efectos permanentes sobre el jugador. Las funciones son de todo tipo, desde dar los puntos necesarios para ganar el juego, hasta enviar Infortunios a los rivales (que les perjudicarán), pasando por  cartas que nos permitirán salir de la cárcel o ganar dinero.

El dinero será fundamental para avanzar en el juego, y es tan fácil ganarlo como perderlo. Cada jugador tendrá una renta que cobra al pasar o detenerse en ciertas casillas. Pero también tiene un contador de malicia (que se irá llenando al jugar ciertas cartas u ocurrir algunos eventos), que hará que las casillas donde debemos pagar nos cobren más de lo que nos gustaría. La renta, al igual que la malicia, puede variar, aunque será más complicado de elevar que esta última, ya que debe hacerse normalmente en una casilla específica; además, también puede disminuir si se juegan determinadas cartas.

Otro elemento a tener en cuenta son los votos, pues cada cierto número de turnos se celebrarán unas elecciones para elegir al Gobernador, que dispondrá de ventajas adicionales mientras dure su mandato, como no pagar ciertos impuestos o no necesitar sobornar a la policía, y estos votos serán la moneda de cambio para conseguir el codiciado cargo. Por supuesto, los votos se ganan y se pierden, y se podrán quitar a los otros jugadores.

Un componente esencial del juego es complicar la vida a los rivales, que es casi tan importante como aumentar los recursos. Para ello tendremos a nuestra disposición decenas de cartas con el único fin de hacer caer en desgracia a los gremlins enemigos, consiguiendo por ejemplo que acaben en la cárcel, que pierdan grandes cantidades de dinero, o incluso que se deshagan de las cartas que poseen.

En sí el desarrollo del juego es sencillo, acumular los puntos necesarios de prestigio cuando termina la partida. Se puede jugar en varias modalidades actualmente: a tiempo, quien tenga más puntos al final de un tiempo determinado gana; a rondas, similar a la anterior pero especificando el número de rondas que se jugarán; y a puntos, quien llegue a tantos puntos gana, sin otro tipo de límite.

Aunque se trate de un juego que no derrocha gráficos, su acabado artístico es de gran nivel

Con esta fácil premisa, y con el sistema descrito de un tablero y jugar cartas para moverse o para ejecutar acciones, puede parecer que el juego sea demasiado sencillo; y en efecto, así es. Aprender a jugar nos tomará poco más de media hora, incluso si no estamos acostumbrados a este tipo de juegos. Completando el tutorial, y jugando alguna partida más, seremos capaces de comprender casi a la perfección todas las mecánicas del juego, e incluso elaborar nuestras estrategias para ganar.

Pero aunque sea fácil de aprender, como todos los buenos juegos de estrategia, es difícil de dominar, pues entran en escena varios elementos a lo largo de la partida. Principalmente estos elementos son el azar y los jugadores enemigos. El azar es un fuerte componente del juego, ya que muchas acciones y eventos, tanto de las casillas como de las cartas, dependen de la tirada de un dado. Además, como hemos explicado antes, los adversarios podrán efectuar acciones sobre nosotros, lo que puede conllevar que nos traslademos a otra casilla del juego o que perdamos dinero, cartas o votos para las elecciones, con lo que nuestro desarrollo de la partida se puede ir al traste en cuestión de un turno.

En el apartado técnico el juego no sobresale en su apartado gráfico, ya que es un juego de tablero, pero sí que las cartas y el mapa poseen un acabado artístico excelente, que casan perfectamente con la ambientación que se le pretende dar. Para admirar bien el arte de las cartas, existe la gremlinpedia, donde podremos observar con detalle el dibujo de estas.

El juego aun se encuentra en fase beta, por lo que aun quedan algunos elementos por pulir, pero es perfectamente jugable

El defecto más reseñable que hemos encontrado es la duración de las partidas, ya que pueden demorarse mucho si se juega a puntos y a veces es muy tedioso el no poder conseguir nuestros objetivos conforme van pasando los turnos. Sin embargo esto no resulta un problema si usas los otros modos de juego. También sería  deseable tener más de un mapa para jugar, que potenciaran un tipo de juego u otro, y así aportar más variedad.

El juego aun está en fase beta, de tal modo que faltan algunos elementos por pulir. En la última actualización solo se pueden disfrutar de 130 cartas de las 164 prometidas en el juego acabado. Tampoco es posible acceder al modo de un jugador, lo que nos obliga a jugar en el multijugador contra bots si queremos disfrutar de una partida a solas; lo cuál es un problema pues la I.A. tiene que ser mejorada (al seleccionarla como contrincante se llama “I.A. estúpida”). Al no estar terminado el juego todavía no hay demasiados usuarios que se conecten para jugar, por lo que en ocasiones no se puede conseguir una partida rápidamente.

Resumiendo, Gremlins, Inc. es un juego muy atractivo para los que busquen un juego de estrategia simple y divertido, donde el componente táctico y el azar van de la mano, y donde la interacción con el rival es necesaria para ganar. Los problemas de la beta deberían solventarse una vez el juego esté acabado, pero aun así podremos disfrutar de él casi al completo por 9,99€ en Steam, y deleitarnos con una experiencia entretenida y estratégica, donde el gremlin más corrupto y capitalista ganará.

Comparte y colabora:Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on Reddit

Sobre Borja Salom Silveira

Licenciado en Periodismo y cursando un Máster de Investigación en Comunicación Periodística en la actualidad. Los primeros recuerdos que tengo de videojuegos es usar a Dhalsim en el Street Fighter II contra mi hermano; los juegos de lucha han sido mis favoritos desde entonces. Apasionado del manga y el anime japonés, así como del cómic americano y europeo. Cinéfilo desde que descubrí el Emule. Lector con ínfulas de escritor.
Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.