Europa Universalis IV: Third Rome – Análisis

Paradox nos trae una nueva expansión de Europa Universalis centrada en Rusia y sus principados, con mecánicas propias que traen de regreso a la parrilla de grandes potencias al coloso ruso.

Este nuevo DLC podría suponer, si lo sumamos a la información que proporcionan algunas declaraciones y diarios de desarrollo, un cambio en la orientación de la política de expansiones que hemos visto hasta ahora para eu4. Mientras que hasta ahora la saga ha tenido, en mayor o menor medida, contenidos más generales, Third Rome se centra en Rusia y los estados eslavos.

Esta política es la misma que viene aplicándose en HOI4 desde Together for Victory y cuenta con aspectos positivos y negativos para los usuarios. Por un lado convierte a los DLCs en prescindibles si no jugamos con los países afectados y hace su elección más fácil y visible. En el lado negativo tenemos una menor profundización en las mecánicas generales del juego, que en el caso de Third Rome van a ser prácticamente nulas (sólo podemos catalogar de general los cambios en la religión ortodoxa y aun así son muy limitados). Aunque a priori esto podría ser negativo para la evolución de Europa Universalis IV estos cambios nos abren una pequeña puerta a la esperanza (quizás seamos muy optimistas) de ver las mecánicas generales como contenidos de parche y no de pago, algo que sin lugar a dudas sería muy beneficioso para los jugadores.

Dejando de un lado especulaciones y nuestros más sinceros deseos este DLC vuelve a situar a Rusia en el lugar que le corresponde, después de que tras los últimos parches y expansiones hubiera quedado debilitada en relación a otros estados en pujanza como Polonia, o, más recientemente Ming.

Esto se ha hecho dotando a los estados que pueden formar Rusia de mecánicas propias realmente poderosas. La más llamativa de ellas se encuentra en nuestra pestaña de gobierno, donde ahora tendremos tres jugosas reformas que aplicar cada cierto tiempo: la reforma Sudebnik, el apoyo a la Oprichnina o reclutar Streltsi. Todas ellas tienen un cierto trasfondo histórico y están basadas en las medidas políticas y militares del primer zar de Rusia, Iván el Terrible.

zarato y reformas eu4 third rome

La primera de ellas, el Sudebnik, son las reformas administrativas que empleó el zar, y su abuelo antes que él, para limitar el poder de la nobleza en pos de centralizar el poder y consolidar una burocracia estatal. En el juego esto se refleja con un descenso en la autonomía de nuestras provincias cuando realizamos la reforma.

La segunda se refiere a la famosa Oprichnina, algo que hoy calificaríamos como la policía secreta creada por Iván el terrible. Este cuerpo se dedicó a evitar posibles revueltas a través de la represión más salvaje. En esta expansión aparece muy fielmente representada, ya que una vez la aplicamos perdemos un 30% de riesgo de rebelión para todas las facciones.

Por último los Streltsi fueron un cuerpo de élite que recibía terrenos a cambio de sus servicios. Aunque esta segunda parte no aparece representada en el juego, cada vez que activemos el reclutamiento recibiremos una buena cantidad de unidades con más daño por fuego (+10%) y reducción de hastío bélico a cambio de un mayor coste de subir nuestra estabilidad.

Cada una de estas reformas tendrá una barra que se llenará con el paso de los meses dependiendo de un valor base y las habilidades administrativas, diplomáticas y militares de nuestro zar. Estas tres reformas combinadas hacen de Rusia (o los principados antes de su formación), un temible enemigo con un tremendo poder centralizador y para tornar la balanza en una guerra decisiva. En las horas que hemos empleado probando el DLC los Streltsi han salvaguardado la integridad del estado ruso en más de una ocasión.

El otro punto estrella de este DLC es la frontera siberiana. Si tenemos el DLC las ideas rusas son diferentes y en el segundo nivel tendremos a nuestra disposición la frontera siberiana. Esta idea nos permite establecer colonias en territorios hábiles para ello con un pequeño coste diplomático. Estas colonias no tienen que preocuparse de los nativos, costes coloniales ni de enviar colonos, crecerán automáticamente potenciadas por eventos.

Además de estas características que se centran en los estados de cultura rusa, el DLC añade nuevas mecánicas para la fe ortodoxa que se aplican a todas las naciones con esta religión. Si tenemos Third Rome estará en nuestras manos seleccionar un icono religioso que nos dará jugosos y únicos beneficios por un periodo de 20 años. Para ello tendremos que usar puntos de autoridad patriarcal, que ganaremos a través de eventos y consagrando obispos metropolitanos en los estados con más de 30 puntos en desarrollo.

Todo esto se ve completado por los añadidos del parche 1.22, que incluye multitud de eventos para el Zarato y varias nuevas modalidades de gobierno: Principado, República Veche y Zarato.

colonias siberia

Colonizar Siberia es ahora una tarea sencillísima.

Conclusiones

En definitiva, Europa Universalis IV: Third Rome es una expansión muy focalizada en el que la respuesta a si merece la pena se puede contestar con una pregunta: ¿Jugaremos con naciones de cultura rusa para formar Rusia? Si Rusia es uno de nuestros países favoritos este DLC añade contenido histórico y mecánicas únicas e interesantes. Si por el contrario Rusia no está entre nuestros países más jugados, las nuevas mecánicas ortodoxas no son un aliciente lo suficientemente atractivo como para comprarlo.

Como recomendación adicional, este DLC merece especialmente la pena si lo combinamos con el de Cossaks, que añade los estamentos y en el caso de Rusia a los cosacos, dándole todavía más juego a la aventura con el Zarato.

Comparte y colabora:Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on Reddit

Sobre Alvaro Alonso Flor

Licenciado en periodismo y activo en el mundo de los videojuegos desde 1995. Jugador de consolas, Android y PC, especializado en estos dos últimos ámbitos. Nostálgico de la Dreamcast y de su mayor obra, Shenmue.
Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.