Element4l.Combina los cuatro elementos para avanzar por el mundo

Aire, fuego, piedra y hielo, estos son los protagonistas del juego que analizamos hoy. Un título de plataformas independiente en 2D en el que tendremos que ir combinando los elementos de los que disponemos para atravesar cordilleras, saltar precipicios o evitar la lava y el ácido. El objetivo, llegar al final del mapa, donde tendremos que coger una bola de energía en el menor tiempo posible.

Para esto dispondremos de una burbuja (que a todos aquellos que hayan visto Hora de Aventuras les traerá recuerdos), con la que podremos aumentar nuestra altitud utilizando la flecha de dirección hacia arriba para sortear obstáculos. Tendremos que andarnos con cuidado si no queremos acabar explotados contra el techo o las paredes por lo que estar constantemente presionando arriba no es aconsejable. En el tutorial iremos desbloqueando los otros tres elementos que utilizaremos en el resto del juego: un bloque de hielo, una llama y una piedra.

El bloque de hielo nos va a ser muy útil para adquirir velocidad en los mapas deslizándonos por rampas. Probablemente sea, rivalizando con el aire, el elemento que más vamos a tener que utilizar. La piedra, más pesada del hielo, nos va a servir para destruir algunos elementos del escenario y abrirnos paso, actuar como tapón en algunos huecos como geiseres o riachuelos, y acelerar las caídas para permitirnos adquirir más velocidad. En cuanto a la llama, utilizaremos la flecha derecha para utilizarla y siempre será un fogonazo a la derecha. Combinada con la burbuja nos servirá para dar impulso al bloque de hielo por superficies planas.

Un aspecto importante en Element4l es la energía. Transformarnos en los diferentes elementos consumirá energía (excepto para convertirnos en hielo), y utilizar las habilidades de estos elementos también. Por ejemplo no podremos subir hacia arriba eternamente con la burbuja, o mover la piedra hacia abajo si nos quedamos sin energía. La energía se regenera con el tiempo cuando no estamos pulsando ningún botón y tiene un tiempo de recarga de apenas unos segundos. Lo dicho anteriormente hace que el título sea un reto para el jugador porque aunque la energía se recarga en segundos, esos segundos son vitales para no caer por un precipicio o dar el impulso que necesitamos a nuestro bloque de hielo.

En cuanto a la jugabilidad, Element4l necesita aún menos teclas que Limbo, nos bastará con las flechas de dirección que nos traerán a los elementos a escena. Son cuatro teclas pero esto no quiere decir que vaya a ser un juego sencillo, vamos a tener que ser rápidos y pensar nuestros movimientos. Nos va a suceder más de una vez que por querer ser demasiado rápidos la cabeza nos jugará una mala pasada e invocaremos al elemento incorrecto, o cuando queramos invocarlo nos encontraremos sin energía. Además es un título muy rejugable ya que incluye un sistema de medallas para los mapas, que dependerá del tiempo que hayamos tardado en pasárnoslo y los puntos luminosos que vayamos cogiendo a lo largo del camino.

En definitiva, Element4l es un juego divertido que gustará a los amantes de las plataformas. Es también original ya que los protagonistas no son seres vivos. Los diseños están cuidados y se hacen agradables a la vista las 2D, algo que se combina con la música que se acopla y forma una relación simbiótica con el juego. Algunos de los comentarios que aparecen subtitulados a medida que avanzamos por los mapas nos harán sonreír, poniendo la guinda a este título que aporta nuevas ideas al género.

Para todos aquellos que quieran obtener el juego pueden comprarlo en Steam por 7,99. Hace poco figuró en el Humble Bundle junto a Limbo y Reus y tal vez en las ya inminentes ofertas de verano de Steam podamos volverlo a ver rebajado.

Comparte y colabora:Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on Reddit

Sobre Alvaro Alonso Flor

Licenciado en periodismo y activo en el mundo de los videojuegos desde 1995. Jugador de consolas, Android y PC, especializado en estos dos últimos ámbitos. Nostálgico de la Dreamcast y de su mayor obra, Shenmue.
Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.