Duke Grabowski – Análisis

¡Volvieron las aventuras de piratas! o mejor dicho, nunca se fueron. Duke Grabowski recoge el guante de los clásicos de antaño y nos entrega un verdadero homenaje que todo amante de las buenas historias tiene que conocer.

 

El túnel del tiempo

duke 1

No falta el humor, la aventura y el ridículo.

Jugar a Duke Grabowski: Mighty Swashbuckler! (en adelante DG) significa para muchos regresar a nuestra infancia o adolescencia. Para los más jóvenes, es la oportunidad de experimentar en carne propia una ración de esos maravillosos juegos de Lucasarts de los que tanto oyeron hablar. DG es una carta de amor a las grandes aventuras gráficas de principios y mediados de los ’90. El trabajo es tan bueno que nadie puede tener la osadía de sugerir que esto es una copia. Las referencias son tantas y tan precisas, que se nota a la legua el trabajo y el amor puesto en este título. Por supuesto que la temática nos remite automáticamente al Monkey Island y toda su franquicia, aunque hay un condimento de cada uno de esos juegos legendarios: The Dig, Sam & Max, Full Throttle, Day of the Tentacle, etc. Aunque la historia y la estética no tengan nada que ver, los fanáticos nunca dejarán de percibir ese aroma de clásico Lucasarts.
La historia es típica de piratas: nuestro protagonista, Duke Grabowski, es un inmenso personaje de mucha fuerza y poca mente. Es parte de una tripulación que recientemente perdió a su capitán en un trágico accidente. Según la tradición, todo miembro de la tripulación que se postule para el puesto deberá decirlo delante de todos y someterse a votación. Cuando Duke se postula, el resto de la tripulación intenta sabotear su deseo porque consideran que los llevará al desastre. Por ello, inventan el requisito que para ser capitán hay que ser un seductor empedernido. Le encomiendan la tarea a Duke de seducir a tres mujeres para ser elegido capitán. Esta misión supuestamente imposible será la trama de este primer capítulo de la historia.
La interfaz es amigable y nos recuerda a la tercera entrega del Monkey Island (The Curse of Monkey Island). Luego descubrimos que el diseñador de DG es el mismo que programó y lideró ese juego, así que todo cobra sentido. Los escenarios son detallados y coloridos, al igual que los personajes, que nos entregan un estilo cartoon que favorece el tono humorístico de la historia. La actuación de voces es buena, no particularmente excelente, pero no desentona. En la otra cara del audio tenemos la banda de sonido original, que es verdaderamente sorprendente. Son canciones y música muy identificables con el caribe y con el humor del juego en general, sin lugar a dudas se lleva la nota más alta.
Por supuesto que en todo juego de aventura gráfica que se precie, los puzzles son la mecánica más importante del gameplay. DG incorpora un elemento original a la mezcla: las ideas de Duke o habilidades de algún acompañante se agregan al inventario como si fueran objetos. Esto nos brinda una nueva perspectiva a la hora de resolver enigmas, ya que no sólo nos tendremos que preocupar por interactuar o combinar objetos, sino que la solución puede estar combinando ideas sueltas en la mente de nuestro protagonista.

 

ADN Gamer

duke 2

Infaltables diálogos al estilo SCUMM

Duke Grabowski nació en un crowdfunding en el año 2014 con la idea de hacer un pequeño spin-off del juego Ghost Pirates of Vooju Island, programado y diseñado por Bill Tiller. Este veterano de la industria fue el director de The Dig y The Curse of Monkey Island, juego donde estrenó el motor gráfico que utiliza en este título. A través de su desarolladora Venture Moon, Tiller se reunió con otros ex-empleados de Lucasarts y comenzaron a darle forma al proyecto.
El pequeño borrador terminó convirtiéndose en un juego por episodios luego del acuerdo alcanzado con Alliance Digital Media, que distribuirá el juego. Originalmente se pensó en 3 capítulos, pero dependiendo de la recepción del público, quizás sean más.
Afortunadamente para los fanáticos de las aventuras gráficas, los títulos están brotando de manera constante y es una buena época para el género. DG es un juego que homenajea a lo mejor de las aventuras pero aporta un soplo fresco y modernidad al viejo y querido point & click. Recomendamos este juego tanto para entusiastas como iniciados, debido a su dificultad moderada. Sin duda un título para perderse en suntuosas islas tropicales y absurdos cuentos de piratas.

 

Comparte y colabora:Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on Reddit

Acerca de Damián Centrone

Periodista de formación, publicista de profesión, gamer de corazón. Desde el descubrimiento del Atari 5600 a sus tiernos 7 años, sobrevivió batallas épicas, resolvió enigmas indescifrables y exploró inmensos mundos pixelados. Hombre de familia. No toma rehenes.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.