[Crusader Kings II] AAR. La dinastía Assabi (Capítulo XIX)

Guerra civil

Memorias de Fasilidas Assabi

Prisionero en las mazmorras de la ciudad que dio nombre a mi apellido, reflexiono sobre los errores que cometí. Al menos cuento con materiales para escribir y las condiciones de mi encierro no son las mismas que las de otros instigadores de la rebelión, como por ejemplo el duque de Kernan. Hay otra razón por la que deseo escribir. Llevo unos días viendo a esa figura espectral, que tímida se asoma y me mira. No sé si mi juicio se ha nublado, pero en las ocasiones en las que levanta la mirada y posa sus cuencas vacías sobre mí, un escalofrío recorre todo mi cuerpo como si fuera el mismísimo aliento de la muerte.

La Orden de los Bektashi necesitaba la independencia del Reino de Abisinia para desterrar un posible traspaso a los abasidas. Desde hace años el califa introduce a miembros de su familia en la Orden. No son cualesquiera, el sucesor de Alim II, Abdul, cada vez goza de un poder mayor. Ha sabido granjearse el apoyo de otras casas menores con menor poder y ahora que estoy en la cárcel parece que nada evitará que se haga con el liderazgo de los Bektashi.

Aunque las luchas entre dinastías dentro de la Orden se han producido desde su fundación, este cambio supondría romper el equilibrio de poder que ha mantenido una coexistencia más o menos pacífica entre los dos mayores reinos musulmanes. Por eso la opción de la independencia de la Orden era la más acertada. La vuelta de un tercer poder podría mantener ese equilibrio precario que hay en la actualidad evitando la lucha fratricida.

Es frustrante no poder explicar a nadie esta visión. Supongo que podría verse como una excusa para lograr la libertad. La opción de confesar mis temores al consejo de regencia tampoco me convence, ya que más que un gobierno parece una veleta que se mueve hacia donde el viento indica. Aunque si soy sincero no soy el más acertado para dar lecciones sobre cómo tomar decisiones correctas. Mis aliados no fueron los más acertados, pensé que Taye pondría algo más de alma en sus jugadas en vez de sacrificar como peones a los nobles etíopes que apoyaron su golpe. Fuera de Persia poco le importaba el curso de la guerra.

Ese maldito fantasma hace que cada día me sienta más inquieto. Cuando despegué la mirada de mis apuntes lo vi a mi lado con un cuenco lleno de agua. Traté de espantarlo, y viendo que no daba resultado, llamé al guarda buscando su compañía, pero el silencio fue la única respuesta. El niño seguía inmóvil a mi lado y sólo cuando miré el cuenco reaccionó. Gesticuló con las manos mientras el recipiente levitaba. En él empezaron a aparecer imágenes a un ritmo vertiginoso. Parecía que el pasado se mezclaba con el futuro y yo sólo podía pensar que había actuado como un idiota, especialmente cuando vi aquella flor de lis en llamas. Los más altos representantes de la casa de Assab habíamos estado preocupados de otros menesteres sin reparar en la tarea de preparar a Tessema para gobernar. Sólo espero que la entereza de Rahad y la audacia de Sisay el Santo estén más presentes en su sangre de lo que lo han estado en la nuestra.

heredero al califato

mapa general 1125

Comparte y colabora:Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on Reddit

Acerca de Alvaro Alonso Flor

Licenciado en periodismo y activo en el mundo de los videojuegos desde 1995. Jugador de consolas, Android y PC, especializado en estos dos últimos ámbitos. Nostálgico de la Dreamcast y de su mayor obra, Shenmue.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.