[Crusader Kings II] AAR. La dinastía Assabi (Capítulo XIII)

El heredero

Sisay II – diarios

Un nuevo sucesor

Después de mucho meditarlo he decidido quién liderará nuestra casa. Necesitaba a alguien con habilidad de mando, capaz de imponer su brazo de hierro dentro y fuera de nuestra familia. Aunque todos mis esfuerzos se centraron en Alí, Alá ha querido agraciarme con más hijos fuertes y válidos. Tal es el caso de Sisay, que en los últimos días ha demostrado generosidad y firmeza.

A pesar de su juventud ha conseguido llegar a lo más alto de la Orden Bektashi, permitiendo a nuestra familia controlar esta poderosa orden y alejarla de las manos del sucio Imperio Abbasid. Aunque ahora mismo reside lejos de Assab y no podía estar seguro de si era confiable, los últimos días que ha pasado conmigo en la capital me han probado su valor.

Ha participado en las últimas reuniones del consejo ampliado, a las que asisten algunos sabios doctos en diversas materias. Forma parte de una larga tradición en la que las decisiones importantes cuentan con estos consejeros no oficiales para que el monarca pueda sopesar posiciones encontradas antes de tomar una decisión. Probablemente se remonte a tiempos de Rahad, cuya renovación completa de la corte fue el punto de partida para la posición que ostenta nuestra casa en la actualidad.

Volviendo a mi hijo, tuvo una interesante intervención cuando el debate se tornó tenso. Había dos visiones, las que pedían rendir vasallaje al califa y luchar “diplomáticamente” para evitar más desastres militares y aquellos que optaban por la expansión hacia territorio persa e indio. Como siempre, había un sector importante que no llegaba a posicionarse claramente con ninguno de estos bandos. Estaba a punto de zanjar la discusión desechando ambas opciones cuando mi hijo intervino. Sus palabras han quedado grabadas en mi memoria:

-¡Silencio!-dijo, primero señalando con el dedo y luego haciendo un barrido con la mano-. El discurso derrotista que he oído hoy aquí roza los límites de la ofensa a mis ancestros. Algunos creen que nos enfrentamos a una situación complicada, pero decidme, ¿no se enfrentó Rahad el Audaz a peores acontecimientos? Recuerdo a todos los presentes que el reino que hoy se mantiene unificado y sin pérdidas territoriales floreció en un contexto más difícil. Un par de batallas perdidas no son razón para esconderse. Tenemos que tomar ejemplo de Rahad, un noble sin apenas siervos, sin nombre, rodeado de enemigos y con un puñado de hombres a sus espaldas que no claudicó frente a los todopoderosos reyes cristianos de Abisinia. Hoy la bandera del Islam se extiende por todo su antiguo territorio. Siempre que se cierra una puerta otra se abre. Alá compensa a sus fieles servidores y asentarnos abrirá la puerta a convertir nuevos territorios a la verdadera fe. Esto sólo puede beneficiarnos-hizo entonces una pausa para aclarar su garganta-. Mi hermano Taye es el candidato para ocupar un reino débil como es el que dirige la casa Saffarid. Sus lazos con el reino harán legítima la reclamación y nos abrirán las puertas de la India y sus riquezas.

problemas califa

mapa 1050

Comparte y colabora:Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on Reddit

Acerca de Alvaro Alonso Flor

Licenciado en periodismo y activo en el mundo de los videojuegos desde 1995. Jugador de consolas, Android y PC, especializado en estos dos últimos ámbitos. Nostálgico de la Dreamcast y de su mayor obra, Shenmue.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.