Clash of Clans. Guía a tu tribu hacia la victoria

Probablemente uno de los juegos de Android más populares, que ha provocado la proliferación de muchos juegos de este tipo en los que sólo cambia la interfaz y la ambientación. Para todos aquellos que hayan jugado a los clásicos juegos de estrategia de navegador, con el mítico Ogame como uno de los pioneros, no partirán de cero a la hora de empezar con este juego.

Clash of Clans es un videojuego de estrategia cuyo objetivo es desarrollar tu aldea tanto como puedas, defenderla de jugadores enemigos, y atacar las aldeas de otros jugadores. Recientemente, este abril, se ha sacado un nuevo parche que incluye un aliciente importante y hace más entretenido el título, las guerras de clanes. Los clanes son alianzas de hasta 50 jugadores que hasta hace poco tenían únicamente la utilidad de poder donar y recibir tropas en tu castillo, para defenderte o atacar otras aldeas. Ahora los clanes adoptan más protagonismo pudiendo conseguir recursos gracias a las guerras con otros clanes, y sirviendo nuestro castillo como almacén para el botín.

Clash of Clans por un lado trae elementos de RTS del tipo Ogame, en los que tendremos que ser pacientes y esperar a que los edificios se construyan. Para acelerar este proceso podremos utilizar gemas. Comenzaremos con 500 de estas, y podremos aumentar la cantidad de gemas cumpliendo objetivos y logros que serán cada vez más difíciles, buscando entre los árboles y arbustos de nuestra aldea, y la tercera opción, pagar. Es una lástima que se introduzca este elemento en Clash of Clans, ya que establece una dinámica de pay for win contribuyendo a crear desequilibrios entre los jugadores no por el nivel de habilidad, sino por lo que hayamos pagado. Supercell, la desarrolladora del juego, podría haber trabajado en otra forma de hacer ingresos sin perjudicar a la jugabilidad. Esto lo ha conseguido Riot con el League of Legends, en la que pagar más no es un elemento determinante en ganar o perder partidas y aún así tienen un buen nivel de ingresos por comprar aspectos o campeones con Riot Points. No obstante el desequilibrio no es tan grande como en otros MMO fundamentalmente de rol que han abusado del pay for win y eso ha sido su perdición.

También podremos construir tropas, y aquí viene el elemento nuevo y que hace que el juego sea algo más que esperar: construir tropas y desplegarlas en batalla para saquear aldeas rivales. Aunque tengamos la capacidad de desplegar las tropas una vez desplegadas no controlamos sus acciones por lo que será muy importante pensar donde las colocamos. Además tendremos variedad de tropas para elegir, por lo que añade un componente táctico al juego en cada batalla que lo enriquece y que probablemente haya sido gran parte de la clave del éxito del título. Las tropas tienen sus propias prioridades, por ejemplo: un gigante siempre atacará a las defensas, mientras que un duende irá directamente a saquear los recursos. Los guerreros y arqueros atacaran al primer edificio que vean. Por un lado, tendremos que colocar nuestras defensas con cabeza para que no nos roben los recursos ni nos quiten trofeos, como en un tower defense, y por otro lado combinar bien las tropas y saber cómo desplegarlas. Una de las primeras lecciones que aprenderemos será a no desplegarlas en un mismo lugar ni todas de golpe. Además, si queremos aprovechar al máximo nuestros ataques y conseguir recursos tendremos que intentar ahorrar los costes de creación del ejército, ya que una vez despleguemos nuestras tropas en campo enemigo no tendremos ya oportunidad de recuperarlas y usarlas para otros ataques.

En cuanto a los recursos, además de las ya mencionadas gemas que sirven para todo, tendremos 3 recursos: Oro, elixir y elixir oscuro. El oro es clave para las defensas: Murallas, torres, cañones, defensas antiaéreas etc. El elixir es el recurso que vamos a utilizar para crear nuestros soldados, mejorar cuarteles, campamentos (donde se asientan las tropas que producimos), la fábrica de hechizos y el laboratorio que es el edificio donde podemos mejorar nuestras tropas y hechizos. Por último con el elixir oscuro podremos crear héroes que nos ayudarán a defender nuestra base, así como tropas más poderosas que se entrenan en el cuartel de oscuros. Ciertas defensas (la Torre Inferno) que también son poderosas requerirán cargas de elixir oscuro por su uso. Este último recurso no lo podremos recolectar y guardar en nuestro almacén hasta que lleguemos a nivel 6 de nuestro ayuntamiento, que nos permitirá construir un almacén de elixir oscuro, y no será hasta el siguiente nivel de ayuntamiento con la perforadora de elixir oscuro cuando podamos producir en nuestra base este material.

Además, tomando la tradición de los MOBA, en Clash of Clans se ha añadido un sistema de ligas para hacer más competitivo el juego, que se medirán según los trofeos que tengamos. Los trofeos los conseguiremos en los ataques, siempre y cuando hayamos destruido más del 50% de los puntos del enemigo y consigamos una de las tres estrellas en el ataque. El punto central para asegurarse la victoria en un ataque es el ayuntamiento, que si lo destruimos nos dará una estrella directamente.

Concluyendo, Clash of Clans es un juego que merece la pena probar. La última actualización además es un aliciente más para probarlo. Es un título que es de descarga gratuita y que nos ofrecerá buenos ratos. Al ser online y competir con otros jugadores nos hará tener que replanificar nuestras defensas constantemente así como a innovar en cada ataque enfrentándonos a enemigos diferentes.

Puedes descargarlo para tu móvil o tablet desde aquí

Comparte y colabora:Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on Reddit

Sobre Alvaro Alonso Flor

Licenciado en periodismo y activo en el mundo de los videojuegos desde 1995. Jugador de consolas, Android y PC, especializado en estos dos últimos ámbitos. Nostálgico de la Dreamcast y de su mayor obra, Shenmue.
Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.