Ayrton Senna’s Super Monaco GP 2 – Análisis

Le rendimos homenaje a uno de los mejores juegos de carrera de la historia. Fue uno de los éxitos indiscutidos de la vieja consola Sega Genesis y en esta nota les contamos por qué. Para que recuerden los viejos gamers y lo descubran las nuevas generaciones.

¿Qué tenía de bueno?

Sega-Legends-Ayrton-Senna-4

Senna liderando al equipo de desarrollo

La historia de Super Mónaco GP 2 comienza en 1992, cuando Sega consigue hacerse con los derechos de nombre e imagen del entonces campeón del mundo de F1, Ayrton Senna. La decisión lógica era hacer una secuela del título lanzado el año anterior, Súper Monaco GP. Sin embargo, no contaban con la sorpresa de que Ayrton Senna en persona se involucró en el proyecto de tal manera, que cambió el concepto y la mayoría de las decisiones de diseño y mecánicas. Senna aportó toda la información requerida de cada circuito oficial del campeonato de ese año, diseñó sus propias pistas para jugar en el modo Senna GP, y exigió que se modifiquen ciertas mecánicas y la física del juego (sobre todo en colisiones y disminución de velocidad). El hombre se involucró tanto, que acertadamente se incluyó su nombre anteponiendo al título que Sega había pensado originalmente. El resultado: uno de los mejores juegos de consola de la historia.

Si miramos a este juego desde la perspectiva actual, con la capacidad tecnológica y gráfica que existe, nos vamos a encontrar con un excelente arcade de carrera, que combina la emoción de conducir que pueden sentir los fanáticos de la F1, mezclado con ciertos elementos no tan reales

1403958035-2098843805_m

Probando el juego en un evento de la época

que suman muchísimo a su diversión y competividad. Aunque también hay que tener en cuenta que en el año de su lanzamiento, este título contaba con la tecnología de física e inteligencia artificial más alta que podía encontrarse en una consola. La explicación a la rejugabilidad hoy en día, es su excelencia desde el día de lanzamiento. Ayrton Senna’s Super Monaco GP 2 fue el juego de carrera mejor puntuado por la crítica en 1992, y esta alabanza continuó en los años siguientes, a tal punto de ser considerado entre los 5 mejores juegos de la historia de la Genesis / Mega Drive.

Más allá del aspecto y la jugabilidad de este juego, lo más novedoso y recordado siempre será el “modo historia” del campeonato del mundo, empezando en una escudería mediocre y con la posibilidad de desafiar y competir contra otros corredores. Este aspecto del juego era lo más competitivo y adictivo por lejos, haciendo que incluso si no se tenía experiencia ni fanatismo por las carreras, el juego fuera igual de divertido. Existían dos modos de dificultad, principiante y maestro. Nótese la ausencia de un término medio, algo que resultaría absurdo hoy en día. Otro gran error que por entonces pasó desapercibido fue la mecánica de la parada en boxes, algo absolutamente revolucionario para la época, pero que por alguna razón se implementó mal. Si dábamos uso a esta opción, perdíamos por los menos 25 segundos de carrera y quedábamos siempre en último lugar, lo cual nos hace pensar quién lo podría utilizar. Hay que tener en cuenta que en 1992 no existía la posibilidad de sacar updates para corregir este tipo de errores.

Ip7CQ06

Sega auspició el grand prix de Gran Bretaña ese año. Otros tiempos…

Por supuesto que estas pequeñísimas fallas no opacan ni por un segundo a este título. De hecho, resulta difícil encontrar problemas graves de jugabilidad, respuesta del control, dificultad, física, diseño, etc. Estamos en presencia de una verdadera obra maestra de los videojuegos. Resulta llamativo que Sega no optara por producir secuelas o versiones remasterizadas. Es probable que tenga que ver con la trágica muerte del corredor brasileño dos años después del lanzamiento de su juego. Quizás la nostalgia de los fanáticos no se traduzca en ventas potenciales, aunque todo indicaría lo contrario. Otra explicación lógica es la debacle de Sega finalizada la década de los ’90, con los rotundos fracasos de la Saturn y la Dreamcast. Sea cual fuera la razón, afortunadamente tenemos la tecnología de los emuladores para poder seguir disfrutando de estas joyas a más de 20 años de su lanzamiento, y rendirles el tributo que se merecen, ya sea por nostalgia, diversión, curiosidad o docencia con jóvenes gamers.

 

Comparte y colabora:Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on Reddit

Acerca de Damián Centrone

Periodista de formación, publicista de profesión, gamer de corazón. Desde el descubrimiento del Atari 5600 a sus tiernos 7 años, sobrevivió batallas épicas, resolvió enigmas indescifrables y exploró inmensos mundos pixelados. Hombre de familia. No toma rehenes.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.